Regional PDF Imprimir E-mail
Molesta a vecinos quema de basura
Personal de Parques y Jardines consideran que el humo por la quema de hojarasca no es tóxico para quien lo inhala.

En Laguna de Nogales

Martes, 22 Enero 2013

YURI ARANDA
EL MUNDO DE ORIZABA

Nogales.- Bajo el argumento de que “el humo que despide la quema de hojas de los árboles”, no es tóxico para quien lo inhala, el personal de Parques y Jardines quema la basura que recolecta en La Laguna, con ello, afectando a los vecinos, comerciantes y a quienes se dirigen a las dos escuelas primarias que están en la periferia.
“Si hay camiones que pueden llevarse la basura, ¿porqué no se la llevan en bolsas?...todas las mañanas se ponen a quemar basura, barren, la juntan y se les hace muy fácil quemarla; todos los días aspiramos el humo, eso a la larga nos va a hacer daño”, se quejó una madre de familia.
Al respecto, el coordinador de Parques y Jardines, Oscar Galán Monterd, aseguró que debido a que hay varias especies de árboles, a diario se juntan grandes cantidades de desechos orgánicos que el camión de la basura no recoge.
Indicó que una parte la distribuyen como abono en los alrededores, y el resto de las hojas las queman, ya que dijo que “ese humo no perjudica porque es humo limpio, y no tenemos en donde ponerla; el camión no recoge este tipo de basura”, expresó.
A decir del biólogo Graciano Illescas Téllez, especialista en el tema, la combustión de la basura está prohibida en los municipios, y agregó que todo el dióxido de carbono que se genera de la quema, tanto de desechos orgánicos, como inorgánicos, es nocivo para la salud del ser humano, ya que es irritante y ocasiona problemas respiratorios.
“El dióxido de carbono sí afecta la salud, porque es un gas residual que provoca el efecto invernadero y ya con eso, es una seguridad que si se aspira con frecuencia provoca severos daños en el individuo”, aseguró.
Recomendó que el mejor uso que se le puede dar a las hojas que caen de los árboles, es reciclarlas para realizar compostas que sirvan como nutrientes y fertilizantes de los suelos de los bosques, en lugar de quemarlas y contaminar el medio ambiente.
  Compartir