Orizaba.- De Bernalda, la mujer indígena aguerrida, captada en videos donde con voz fuerte enfrentó a los policías que en febrero y abril agredieron a los comerciantes ambulantes en el centro de Orizaba, hoy no queda nada.

Tras 34 días de huelga de hambre en el parque Castillo, hoy su semblante es triste, al hablar su voz se pierde entre el bullicio que la rodea, además resalta la palidez de su rostro y la resequedad de su piel y sus labios.

La falta de alimento y ahora de líquido ha apagado la voz de Bernalda, apenas es percibida cuando en entrevista relata cómo se siente, ella, quien en algún momento se hacia notar por la fuerza de su voz, ahora su presencia infunde tristeza.

Se declara CEDH

incompetente

Lo que ahora solicitan las comerciantes de Ixhuatlancillo no está dentro de las competencias y facultades de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), declaró ayer la presidenta Namiko Matzumoto Benítez.

"Es por ello que nosotros, al igual que la CDI (Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas) y los legisladores federales apelamos al diálogo, pues la resolución del problema no entra dentro de nuestras esferas de competencia", añadió.

Yamilet Gámez/El Mundo de Orizaba