Daniela frausto

« Nutrióloga »

 

Para un buen funcionamiento del cuerpo es vital la calidad y el tipo de alimentos que ingerimos en la dieta.

Nadie nace siendo experto en nutrición y por ello se ha creado el Plato del Buen Comer, un sencillo esquema que detalla cuáles son los principios dietéticos básicos que, según sus necesidades y tradiciones, requiere la población mexicana.

un grupo de profesionales de la salud y expertos en nutrición trabajaron durante varios años para definir un esquema alimenticio que cumpliera con dos objetivos: que fuera fácil de comprender y que tomara en cuenta las particularidades y requerimientos de la población mexicana.

Así surgió el Plato del bien comer, “un gráfico que se empezó a utilizar desde hace algunos años y cuyo uso se volvió reglamentario a partir de enero de 2006, ya que apareció como parte de una norma oficial (NOM-043-SSA2-2005, publicada en elDiario Oficial de la Federación) que especifica distintos aspectos para orientar a nuestra población en materia de nutrición”.

Así lo expresa la nutrióloga Daniela Frausto , quien comenta que mucha gente le cuesta trabajo interpretar la pirámide alimenticia, y ahora con la práctica el Plato del buen comer es más fácil aclarar las dudas de los paciente, dado que es una herramienta de uso mucho más sencillo.

Y es que, asegura la especialista en este gráfico de forma circular se muestra con claridad qué alimentos debemos incluir en nuestra dieta, además de que se aclara cuál es su proporción ideal.

Una alimentación sana es aquellas que cumple con los siguientes requisitos: Equilibrada en calorías y micro nutrientes, Suficiente en calorías, macro y micro nutrientes, Higiénica, Adecuada según su peso, estatura, sexo, edad y actividad diaria y Variada en sabores, preparaciones, atractiva a la vista y al paladar.

Además, cabe señalar que las recomendaciones que se encuentran en esta herramienta no sólo contribuyen a preservar la salud de las personas, sino que también permite reorientar los patrones en quienes enfrentan padecimientos que surgen o empeoran a consecuencia de malos hábitos alimenticios, como sobrepeso, enfermedades del corazón, presión arterial elevada, diabetes o altos índices de grasas.