La Orquesta Sinfónica Infantil de México, bajo la dirección de Eduardo García Barrios, celebró sus 15 años de existencia con un impresionante concierto ofrecido este fin de semana en el Auditorio Metropolitano de Orizaba.

El programa dio inicio con la Obertura de la ópera “El Babero de Sevilla” de Gioachino Rossini, así como “La Pasión según San Juan de Letrán” de Arturo Márquez.

Desde 2001, año de su creación, la Orquesta Sinfónica Infantil de México se ha consolidado como un semillero de jóvenes talentos, de que han egresado noveles músicos.

Cumplir 15 años es un motivo para celebrar la continuidad de este espacio artístico y lúdico que ha sido plataforma sistemática que ha entrelazado historias y experiencias de miles niños procedentes de todos los estados de la República Mexicana.

Hasta el verano del 2015, la OSIM ha realizado 27 giras, de la cuales 24 han sido nacionales y 3 internacionales que suman 200 conciertos, ante más de 238 mil espectadores realizados en los foros más importantes del país y el extranjero.

Ante miles de asistentes una de las piezas estelares fue “Aires de danza y son”, especialmente porque se trata de una obra del joven compositor Addi Corpus, quien fue miembro de la agrupación de 2008 a 2012.

Pasajes de piezas como Antonin Dvorak, Silvestre Revueltas, Idecfi Addi Ignacio Corpus, Leonard Bernstein, Johann Strauss II, y Alberto Ginastera fueron recreadas por la orquesta y que el público aplaudió y ovacionó cada una de las presentaciones.

Para cerrar el concierto con broche de oro, la OSIM tocó el vals “Sobre las olas”, de Juventino Rosas, interpretación que fue premiada por el público con un ferviente aplauso.

¡Enhorabuena!

 

Arely Apale/EL MUNDO DE ORIZABA