En el templo religioso de Nuestra Señora de Guadalupe La Concordia, el pequeño Óscar Méndez Cuautli celebró el sacramento de la Primera Comunión; un día muy especial tanto para él como para sus padres, quienes agradecieron a Dios por este simbólico momento.
Osky es como le llaman de cariño todos sus familiares, él se caracteriza por ser un niño muy tranquilo, noble, carismático y destacando en todo momento aquellos valores inculcados en casa; muy respetuoso pero sobre todo un excelente estudiante.
Se preparó durante algunos meses para recibir por primera vez la eucaristía, durante el catecismo conoció diversos temas sobre la vida de Jesucristo, de quien el día de su Comunión recibió el Cuerpo y la Sangre a través de la hostia, momento que para él fue sin duda relevante al cumplir con la misión de un sacramento más.
Después del celestial encuentro con el Creador, el risueño Osky disfrutó con su familia y seres queridos de una excelente celebración ofrecida en un exclusivo rancho al oriente de la ciudad; gran cantidad de familias allegadas a la suya fueron partícipes del festejo en el que le expresaron sus felicitaciones haciéndole también entrega de algunos obsequios.
Los invitados disfrutaron de un rico menú de guisados propios de la ocasión, para disminuir el intenso bochorno se dispuso de ricas aguas frescas; se instalaron juegos inflables, mesa de dulces, postres y entre un fraterno ambiente el memorable festejo continuó por un par de horas más.

RICHI VILORIA
EL MUNDO DE ORIZABA