Una bella y soleada mañana de marzo fue el marco ideal para un gran festejo, pues cada año que se cumple es una bendición y siempre hay un motivo para festejar.

Con la emoción de un año más, Lizzy organizó todos los detalles para recibir a sus amigas con un delicioso desayuno en un hermoso jardín donde ofreció platillos mexicanos, bebidas, botanas y mesa de postres que todas disfrutaron.

En el festejo sus hijos, Mirsha y Víctor, estuvieron presentes para acompañarla en un día tan especial; su querido esposo Víctor García Trujeque, desde temprana hora la felicitó con gran cariño, además de recibir los dulces besos y tiernos abrazos de sus queridos nietos, Victoria, Josean, Víctor y Emiliano.

Fue una mañana de lo más espectacular para Lizzy, quien con un sonrisa agradeció la asistencia de cada una de sus invitadas, en especial las que vinieron de lejos para acompañarla, que como ya es tradición la celebran año con año y posan para nuestra lente.

La reunión duró varias horas, esperando que el próximo año esté lleno de buenos deseos, salud, bienestar y felicidad para la querida festejada.

Lizzy se ve muy radiante, está feliz y goza de todo el amor de sus seres queridos. ¡Felicidades!


LAURA ARELY A.

EL MUNDO DE ORIZABA