RICHI VILORIA

EL MUNDO DE ORIZABA


Sofía Osorio Morales es una niña muy entregada a sus valores y formación religiosa; recientemente disfrutó el bello momento de recibir la hostia dentro del sacramento de la Primera Comunión, hecho que representó para ella continuar fortaleciendo su propia fe y así, agradecer a Cristo por todas las bendiciones derramadas en su vida.

“Dios es mi Salvador, es quien procura mis pasos, me escucha cuando quiero hablar con él y siempre vive en mi corazón; él me fortalece con su amor, en casa siempre me enseñaron a darle gracias por las cosas buenas y a pedirle que nunca me abandone, siempre me porto bien para que él se sienta orgulloso de las acciones buenas que hago”.

La educación religiosa y espiritual para Sofía va desde casa hasta el colegio, sus papás se han encargado de inculcarle los valores apropiados mientras va creciendo, es una niña respetuosa, solidaria, responsable, amorosa, siempre preocupándose por lo que ocurre en su entorno tratando de ayudar en lo que más se requiera. En el colegio al que asiste también le han enseñado la importancia de llevar a Cristo en su corazón, pues ahí fue donde tomó el catecismo hacia la Comunión.

Se considera una nena muy estudiosa, le gusta mucho el colegio ya que poco a poco ha hecho muy buenos amiguitos, se esmera siempre en dar lo mejor de sí en sus materias, pues aunque todavía no sabe lo que quiere ser de grande, por el momento está segura de seguirse esforzando y culminar sus estudios, seguir siendo una excelente alumna e hija, sobre todo dar siempre las gracias por las bendiciones que Dios le brinda.