Ciudad de México.- En junio, el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) aumentó 0.11 por ciento a tasa mensual, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

La variación de ese mes fue precedida por caídas en los precios de 0.45 en mayo y 0.32 por ciento en abril, debido al periodo de baja estacional en las tarifas eléctricas por el subsidio que se otorga en algunas ciudades ante la temporada de calor.

La inflación a tasa anual fue de 2.54 por ciento, cifra menor a la registrada en mayo cuando fue de 2.60 por ciento.

En junio, el índice subyacente, que elimina las variaciones de los productos más volátiles como agropecuarios y energéticos, aumentó 0.25 por ciento mientras que a tasa anual avanzó 2.97 por ciento.

Las mercancías no alimenticias registraron una tasa de crecimiento anual de 3.37 por ciento, la mayor variación desde enero de 2013, mientras que los alimentos, bebidas y tabaco de 3.91 por ciento.

En tanto, el índice no subyacente, que contempla a los agropecuarios y a los energéticos y tarifas autorizadas por el Gobierno, registró una caída mensual de 0.35 por ciento y a tasa anual un alza de 1.16 por ciento.

En el concepto de agropecuarios, el precio de las frutas y verduras cayó 2.26 por ciento en el mes, pero aumentaron 10.88 por ciento en los últimos 12 meses.

Los energéticos y tarifas autorizadas por el Gobierno tuvieron una lectura de 0.37 por ciento mensual y una baja de 0.56 por ciento anual.

Los consumidores resintieron en mayor medida los incrementos mensuales del aguacate, en 47.59 por ciento; la naranja, de 27.28 por ciento, y del transporte aéreo, en 27.28 por ciento, que fueron de los productos con mayor incidencia en el indicador.

A la baja se encontraron el limón, la uva y el tomate verde con disminuciones de 49.08, 19.41 y 17.83 por ciento, respectivamente.

En junio de 2015, las tasas de inflación fueron de 0.17 por ciento mensual y 2.87 por ciento anual.

Reforma