Ciudad de México.- Los diabéticos en México deben sacar más pesos de su bolsillo para cubrir el precio de sus medicamentos este año.

Los fármacos que consumirán de por vida aumentaron 8.44 por ciento en la primera quincena de agosto, comparado con lo que costaban en el mismo periodo de 2015, de acuerdo con el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) que publica el Inegi.

Esta alza representa el triple del índice general, que fue de 2.8 por ciento, y rebasa también el aumento que han sufrido en general los medicamentos en dicho periodo, el cual fue de 7.3 por ciento.

Gabriela Allard Taboada, presidenta de la Asociación Mexicana de Diabetes (AMD), alertó que este incremento pone en riesgo la calidad de su tratamiento.

"La gente empieza a comprar lo que puede y pagar lo que puede, no lo que es necesario, empiezan a ir a menos consultas, se ponen la insulina o (toman) las pastillas, pero ya no se toman la glucosa con la frecuencia que debería de ser por reducir costos", sostuvo.

Dichas decisiones, dijo, al final repercuten en el manejo de insulina o medicamentos que establece el médico.

Explicó que la diabetes es un padecimiento crónico, en el cual los pacientes deben seguir en constante tratamiento.

"La mayoría de los pacientes aunque tengan seguridad social gastan 52 por ciento de lo que les cuesta el tratamiento de su bolsillo, esto significa que a veces más de la mitad de un salario lo destinas para el cuidado de tu padecimiento", señaló la experta.

Algunos de esos gastos son los que invierten para realizarse su automonitoreo, como son las pruebas de glucosa.

Propuso que las autoridades implementen tarjetas de lealtad u otorgue descuentos para los pacientes crónicos a través de organismos.

Además hay medicamentos en el mercado enfocados al tratamiento de la diabetes que han incrementado su precio hasta en un 40 por ciento en el Área Metropolitana de la Ciudad de México, según el Inegi.

Por ejemplo, la ampolleta Levemir, del laboratorio Novo Nordisk, la cual en julio de 2015 costaba 283 pesos en promedio, en el mismo mes de 2016 alcanzó 396 pesos, según los últimos datos disponibles.

Las tabletas Glucoven, del laboratorio Chinoin, también incrementaron su precio promedio de 35 a 46 pesos, un 29 por ciento más en ese mismo lapso.

El mismo aumento de precio sufrió Avandia, de GSK, la cual pasó de costar 241 pesos a 312 pesos en el comparativo de un año a otro en la Capital del País.

REFORMA/Foto: REFORMA