Los restos correspondientes a 11 hombres y una mujer han sido recuperados hasta hoy en una fosa hallada hace una semana en Huehuetoca, municipio del central Estado de México, informó hoy la Procuraduría General de Justicia (PGJ, fiscalía) de la entidad.

El titular de la institución, Alejandro Jaime Gómez Sánchez, informó que hasta el momento han sido extraídos de la fosa 792 restos humanos, que corresponden a la docena de personas.

"Se han sacado 31 bolsas de plástico con 900 restos que han sido encontrados; de estos 792 corresponden a restos humanos y 72 corresponden a animales, y también fueron encontrados cuatro elementos balísticos", explicó Gómez Sánchez en conferencia de prensa.

"Con el avance de la investigación podemos confirmar que se trata de 12 cuerpos, 11 masculinos y uno femenino. Las investigaciones continúan y los trabajos periciales se siguen llevando a cabo en la lumbrera", añadió.

El funcionario señaló que la lumbrera es un pozo de más de 30 metros de profundidad con dos túneles en el interior, y con la actual temporada de lluvias día tras días se inunda, por lo que es necesario drenarlo para que el personal de servicios periciales realice sus labores.

"Desgraciadamente muchos de los restos, por el medio en que se encontraron, que es un medio acuoso, se encuentran degradados y será necesario hacer trabajos a mucha mayor profundidad, muestras genéticas de tipo mitocondrial y algunos otros procesos con el objeto de poder obtener el perfil genético", agregó.

Gómez Sánchez precisó que hasta ahora no han encontrado cuerpos de infantes y todavía no hay líneas de investigación en el caso, aunque no descartó ni confirmó que se trate de cuerpos de migrantes.

"No puedo establecer en este momento si el hallazgo de estos restos esté o no relacionado con algún grupo delincuencial. El primer punto de la investigación es tratar de identificar a las víctimas y a partir de ello trazar las líneas de investigación", abundó.

El 17 de agosto la PGJ aseguró un predio en el municipio de Huehuetoca en el cual se ubicó una lumbrera en la que personal municipal realizaba maniobras de limpieza y donde se reportó el hallazgo de restos óseos.

Tras el reporte y las diligencias para el levantamiento de los restos, la Procuraduría advirtió que dichos restos pudieron haber sido arrojados al lugar hace por lo menos seis meses y se encuentran en elevado grado de descomposición.

El municipio de Huehuetoca es uno de los pasos obligados para los migrantes centroamericanos en el Estado de México en su camino rumbo al norte del país.

AGENCIAS/Foto: REFORMA