Ciudad de México.- Productores de leche del País acusan que en Liconsa --perteneciente a la Sedesol-- existe mal manejo de los recursos de todos los mexicanos, ya que importa el producto a sobreprecio.

Según el documento "Notas a los Estados Financieros", de la propia Liconsa, el organismo firmó en diciembre pasado cinco contratos con cargo al Presupuesto 2016 para adquirir 24 mil toneladas de leche en polvo con un valor de 59 millones 320 mil dólares.

Por tanto, cada tonelada fue comprada en 2 mil 470 dólares, cuando el precio promedio internacional era de mil 880 dólares la tonelada, de acuerdo con datos del Departamento de Agricultura de Estados Unidos.

De esta forma, Liconsa pagó 31 por ciento más cara la tonelada.

"No puedo asegurar que estén robando, pero se puede suponer que algo anda mal ahí, y esos errores hablan de que hay una mala administración", señaló Álvaro González, presidente del Frente Nacional de Productores y Consumidores de Leche (Frenaprocol), que cuenta con 40 mil afiliados en el País.

Esas compras representan 25 por ciento del total que estima vender Liconsa de leche en polvo en 2016.

El presidente del Frenaprocol recordó que uno de los objetivos de Liconsa es coadyuvar al desarrollo económico, además de ser el principal comprador de leche de los pequeños productores, por lo que advirtió que es importante poner bajo la lupa el manejo de recursos en el organismo.

Héctor Ramírez, director de la empresa de participación estatal mayoritaria, aseguró que es imposible que ocurran malos manejos, pues se trata de una de las dependencias más auditadas en México y sus compras son vigiladas por la Auditoria Superior de la Federación.

El organismo opera con pérdidas y tiene una probabilidad de quiebra técnica debido, principalmente, a que entre 2011 y hasta julio de 2015 mantuvo el precio de venta de leche al consumidor y no recibió más subsidios del Gobierno.

En 2015 reportó una pérdida operativa de 3 mil 424 millones de pesos, que se compensó con recursos fiscales por 3 mil 452 millones de pesos.

El precio al que Liconsa compra a los productores la leche nacional se incrementó en los últimos años hasta que, en 2015, se observó una reducción.

En 2011 la adquirió a un promedio de 4.9 pesos por litro y fue subiendo hasta llegar a 6 pesos en 2014, pero el año pasado se redujo a 5.8 pesos.

En el mercado nacional adquirió 864 millones de litros de leche líquida y en polvo, equivalentes a a 5 mil 20 millones de pesos.

REFORMA/Foto: REFORMA