Seúl.- Johannes Thammer, ejecutivo en jefe de Audi Volkswagen en Corea del Sur, rindió hoy su testimonio sobre la alteración de pruebas de rendimiento en más de 83 mil vehículos de esa marca, y ofreció disculpas y cooperación.

Primero que nada, expreso mis disculpas por la situación y haremos todo lo necesario para cooperar en la investigación, dijo al presentarse en la oficina de fiscales del distrito central de Seúl.

Thammer ha estado a cargo de las importaciones de los vehículos y de su venta en el país asiático desde diciembre de 2012.

En sus declaraciones de este jueves evadió comentar si la matriz alemana estuvo involucrada en las alteraciones, indicó un despacho de la agencia Yonhap.

La presentación del ejecutivo se da a una semana de que el ministerio surcoreano de Medio Ambiente prohibió la venta y revocó las certificaciones de 83 mil vehículos correspondientes a 80 modelos de Audi Volkswagen.

En total, los certificados revocados suman 209 mil que equivalen a 68 por ciento de los alrededor de 300 mil vehículos de esta marca vendidos en suelo surcoreano desde 2007.

Fuentes de la industria automotriz surcoreana descartaron la viabilidad de las contramedidas que Audi Volkswagen dijo que tomaría contra las autoridades surcoreanas, pues su reputación y credibilidad son endebles en el mercado local.

EFE/Foto EFE: Johannes Thammer, ejecutivo en jefe de Audi Volkswagen en Corea del Sur.