Guadalajara.- La racha de asesinatos en la zona metropolitana de la capital jalisciense registró en las últimas horas 13 víctimas de homicidio.

A las 16:00 horas de ayer, cuatro sujetos con armas largas dispararon contra comensales en el restaurante de mariscos "El Cangrejo", en Juan de la Barrera y Francisco I. Madero, en la colonia La Romita, en el municipio de Tlaquepaque.

Cinco hombres murieron en el lugar --al menos dos de ellos portaban pistolas--, otro en un puesto de socorro y una mujer quedó herida.

Los responsables del multihomicidio viajaban en una camioneta Hilux.

Vecinos, que prefirieron guardar el anonimato, expresaron que minutos antes del ataque vieron a individuos con armas largas en la zona.

El lugar fue resguardado por elementos de la Fiscalía General de Jalisco para realizar las indagatorias, y los cuerpos de las personas fallecidas fueron trasladados al Servicio Médico Forense.

Antes, a las 11:00 horas de ayer, el chofer de Uber, Pedro Alfonso Ornelas Vargas, de 42 años, lavaba su Nissan Versa afuera de su casa, en la colonia Villas Ixtépete, en Zapopan, cuando sujetos en dos vehículos le dispararon por la espalda y murió en la Cruz Verde Las Águilas.

El automóvil que conducía la víctima no apareció, por lo que se presume que los sujetos que lo mataron se lo robaron.

Cerca de las 4:30 horas, una mujer fue hallada muerta y golpeada, a la altura de un motel en Carretera a Chapala y Calle Guadalupe Montenegro, en la colonia Guadalupe Montenegro, en el municipio de El Salto.

Además, a las 20:15 horas del miércoles, el policía de Tonalá, Alberto Jacinto Amante estaba franco y bebía con sujetos que lo mataron a tiros en Ángel El Zapopan Romero y Gustavo Bobadilla, en la colonia Parques de la Victoria, en Tlaquepaque.

También el miércoles por la noche, policías de Zapopan encontraron los cadáveres de un hombre, una mujer y un niño con bolsas en la cabeza, en una casa en Privada Juan Aguirre, en la colonia Constitución.

En el Hospital Civil falleció el miércoles un joven de 20 años que fue baleado el martes en la colonia Miramar, en Zapopan.

Tlaquepaque se convirtió en el municipio más violento del estado con 38 víctimas de homicidio este año, en Jalisco suman 163 de las cuales 47 fueron en febrero, según registros periodísticos.

El miércoles durante la Glosa Ciudadana, el Gobernador, Aristóteles Sandoval refirió que los homicidios de febrero se debían al reacomodo en el Cartel de Jalisco Nueva Generación.

"Estos hechos delictivos se incrementan cuando hay un reacomodo y cuando está actuando la autoridad en la detención de alguno de sus capos", explicó.

Agencia Reforma