México.- La Iglesia católica mexicana pidió hoy a los homosexuales que vivan en "continencia" y "en castidad" porque la relación homosexual es "un pecado grave" y quienes la practican padecen "una desviación".

La Iglesia católica "espera de ellos (los homosexuales) lo mismo que pide a solteros, divorciados y viudos; que vivan en continencia, en castidad. (...) No quiere que sean utilizados como simples objetos de placer", señaló un artículo del semanario Desde la Fe.

En este escrito, utilizado como pretexto para criticar la propuesta de matrimonio igualitario del presidente de México, Enrique Peña Nieto, la Iglesia asevera que "la identidad de un ser humano no puede ser su apetito sexual".

Reitera, además, que solamente dentro un matrimonio entre un hombre y una mujer "la relación sexual" no deja "un vacío espiritual".

En este escenario, en el que la persona homosexual no puede casarse y por tanto no puede tener sexo con "una entrega que debe ser sostenida por Dios", el artículo recomienda el celibato.

A continuación, recuerda que San Pablo condenó "fuertemente la relación homosexual", y que esta, al tratarse de una desviación, debe ser corregida.

"A quien tiene una desviación sexual, la Iglesia quiere ayudarle a controlarla, no a entregarse a ella", apunta el artículo.

Por todo ello, la Iglesia recuerda que aunque "el Estado vuelva algo legal, no lo hace moral", en referencia a la propuesta de modificar la Carta Magna para que reconozca el matrimonio igualitario.

"La Iglesia considera pecado grave la relación homosexual", concluye el escrito.

La Iglesia católica mexicana, que por otro lado acarrea varios escándalos de pederastia como el del cura de Oaxaca Gerardo Silvestre, presunto abusador de más de cien niños indígenas en la última década, está fuertemente posicionada en contra de la iniciativa de matrimonio igualitario.

Peña Nieto apostó para que se modifique la Constitución y así sea reconocido el matrimonio entre personas del mismo sexo.

En 2015, la Suprema Corte de Justicia de la Nación consideró inconstitucionales las leyes estatales que prohíben el matrimonio homosexual, en una tesis de aplicación obligatoria.

EFE/Foto: CUARTOSCURO