México.- Por estética, por reglamento laboral o simplemente porque se ven más altas, las mujeres prefieren usar zapatos de tacón alto, a pesar de que saben que les perjudica la columna, aunque no es el único daño que les puede provocar a su salud.

Se usan desde el tiempo de los egipcios, incluso algunos bocetos de Leonardo Da Vinci muestran a algunos hombres utilizando tacones al hacer actividades de caballería, pero fue hasta el siglo XIV, en la boda de Enrique II de Francia y Catalina de Médici, cuando se documenta por primera vez a una dama con zapatos de tacón, prenda que impuso moda a partir de ese momento.

Hoy en día, las mujeres utilizan zapatos con diferentes tipos de tacón como los stilettos, de plataforma, aguja, cubano, carrete, clásico, peep toes, cuña, mules, pump, entre otros; sin embargo, la mayoría de ellas desconoce todos los problemas que conlleva el uso de este calzado.

Porque los tacones no sólo provocan daños en la columna, también afectan el aparato circulatorio dando pie a que se ocasionen várices, alertó el angiólogo del Centro Médico ABC, Santiago Herrera De Juana.

“La circulación se divide en arterial y venosa, parece que es un mismo circuito pero son dos cosas diferentes. La arterial es la que lleva la sangre del corazón a los pies y manos, mientras que la venosa, la trae de regreso”, detalló.

Así, cuando las válvulas no sirven, se abren y sube la sangre pero no cierran bien, entonces se regresa y ese reflujo ocasiona la formación de las várices y diferentes padecimientos como pesadez, comezón, ardor e inclusive dolor que se acentúa conforme pasa el día.

Con el paso de los años, esta presión constante en las piernas propicia la formación de más varices y más grandes; mientras que en la parte del tobillo, va lastimando la piel hasta que cambia de color y en su etapa más avanzada provoca la formación de úlceras, indicó.

Lucía Mendoza, oficinista de la Ciudad de México, comentó que toda la vida ha trabajado y ha usado tacones debido a que le da presencia laboral, además de que ya se acostumbró; sin embargo, desconoce todos los daños que provocan.

Vanessa Castillo mencionó a su vez que usa tacones porque está “muy chaparra y mide un metro con 50 centímetros”, por lo que a diario usa zapatos con una altura de 12 o hasta 15 centímetros.

“Sé que te provocan daños en la postura o columna y que no se deben usar diario, pero casi todo el tiempo estoy sentada”, apuntó respecto a los problemas que originan los tacones.

Al respecto, el médico rehabilitador del Centro de Especialidades ABC, Cristian Alejandro Mendoza Cosío, especificó que el uso de tacones no sólo provoca daños en la columna, sino también perjudica tobillos, rodillas y cadera.

“En general las alteraciones que se van a presentar por el uso de tacones van a modificar la carga a nivel del pie con respecto al uso de los mismos tacones, llevando a provocar graves alteraciones fisiológicas”, describió.

Expuso que el uso de calzado mayor a tres centímetros hace que las mujeres puedan padecer juanetes o callos, debilidad muscular en el tobillo hasta llegar a la parte lumbar, columna baja, e incluso a la columna cervical que es la región del cuello, en casos más avanzados.

“Quizá los daños no sean alteraciones de gravedad, pero crónicamente van a generar dolor y la clásica lumbalgia. Además, un elemento fundamental es el peso, entre mayor sea la lesión puede ser más grave”, sostuvo.

El especialista en rehabilitación precisó que en caso de que el dolor llegue a ser muy fuerte se recomienda tomar analgésicos e ir a consulta con el experto para que pueda ofrecer un diagnóstico más completo y evitar daños severos a futuro.

Agregó que los daños que ocasionan los tacones pueden variar, debido a que cada mujer tiene diferente organismo, por lo que pueden llegar a presentar síntomas al año de portarlos o después de cinco o más años.

En ese sentido, los especialistas sugieren zapatos de tacón que midan tres centímetros y en caso de que sean más altos usarlos el menor tiempo posible.

“Antes de llegar a tener problemas hay que evitar uso de tacones todos los días porque puede llegar a cobrar factura; lo ideal en caso de usarlos es moverse, caminar, pararse cada 45 minutos en caso de que permanezcan sentadas mucho tiempo, así como el uso de medias de comprensión para controlar o evitar el surgimiento de várices”, abundó Herrera De Juana.

Mendoza Cosío definió que es difícil que las mujeres dejen de usar de tacones por lo que sugirió que al final del día realicen movimientos de tobillo como flexiones, extensiones, mínimo tres series de 10 repeticiones cada pie.

“Así como ejercicios para la rodilla y para la columna vertebral, en estos último se pueden basar en los ejercicios de Williams que relajan la musculatura vertebral”, abundó.

Así, pesar de saber los graves daños en pies, tobillos, rodillas, columna, circulatorios, entre otros, las mujeres continuarán portándolos debido a que estilizan la figura y son un accesorio indispensable para lucir elegante, por lo que no les importa el precio que paguen por llevar tacones.

NOTIMEX/Foto: NOTIMEX