Ciudad de México.- Sin los reflectores de otros colegas mexicanos que triunfan en Hollywood, Mayes Rubeo ya se ha codeado con dioses.

Inspirada en la estética del mítico dibujante de comics Jack Kirby, la diseñadora capitalina fue la máxima encargada del vestuario del blockbuster Thor: Ragnarok, del cineasta Taika Waititi.

Vistió a divinidades como Thor, Odín, Loki y Hela, y ayudó a dar vida a lugares como Asgard y el planeta Sakaar.

Realizó, según cuenta en charla telefónica, entre 2 mil 500 y 2 mil 700 piezas, entre ellas una nueva armadura para el Dios del Trueno (Chris Hemsworth) y un alucinante traje para la gran villana del filme, Hela (Cate Blanchett), Diosa de la Muerte.

"Thor viene de un exilio voluntario y lo vemos más humilde. Hicimos 25 armaduras de piel para él. Con muy pocos detalles, porque había mucha acción y aquí es más ágil.

"Chris es un espécimen extraordinario de hombre y pudimos resaltarle sus atributos naturales. En otros vestuarios se ocultaba su cuerpo. Las chicas lo agradecieron", contó con humor.

A Blanchett le construyó un entalladísimo disfraz oscuro que, gracias a la postproducción, reacciona de acuerdo con sus emociones, y un tocado con el que parece casi una medusa.

"Dijimos: la vamos a hacer la villana más atractiva del mundo", explicó la artista, quien radica en Italia.

Nacida en 1962, Mayes es una de las diseñadoras más respetadas del gremio en Hollywood.

Además de Thor, y filmes épico-fantásticos como La Gran Muralla, Warcraft: El Origen y John Carter, señaló que ahora desea probarse con otros estilos, como una película de época, de inicios del siglo 20.

"Quiero algo más complicado. Para mí es cuestión de retos. Me mueven, me impulsa aprender, es como aprender un nuevo idioma. Aquí es aprender un nuevo mundo, texturas, personajes".

Cineastas como Zhang Yimou, James Cameron, Mel Gibson y Duncan Jones han quedado prendados del trabajo de Rubeo, para quien los vestuarios de los extras se hacen con la misma pasión que el de las estrellas.

"El mundo es bello porque es variado, y creo que eso es lo que hay que proyectar en cada diseño, creo que esa ha sido mi receta de diseño".

La mexicana se formó estudiando en California (Los Angeles Trade Tech y la UCLA) y como discípula del vestuarista italiano Enrico Sabbatini (Siete Años en el Tibet, Jesús de Nazaret).

"Nadie me ayudó, nadie me dio una recomendación. Entré con ganas de trabajar, muy consciente de que el camino era largo, pero también que yo decidía dónde me iba a quedar.

"Si hubiera pensado que como supervisora de vestuario bastaba, allí me quedaba muy cómodamente. Pero siempre quise más, siempre veo hacia arriba".

ASÍ LO DIJO

"No tengo miedo a nada. Eso me ha ayudado en mi carrera en Hollywood. No traigo preconceptos, agendas. Lo que me interesa es el arte, el cine, el vestuario".

Mayes Rubeo, diseñadora de vestuario.

Agencia Reforma