Los Ángeles.- El productor Bob Weinstein, hermano de Harvey Weinstein y cofundador de Miramax y The Weinstein Company, fue acusado hoy por una productora ejecutiva de televisión que aseguró que la acosó sexualmente, informó hoy el medio especializado Variety.

Amanda Segel, que trabajó como productora ejecutiva en la serie "The Mist", que produjo The Weinstein Company, señaló que Bob le hizo proposiciones románticas en repetidas ocasiones y le invitó a cenas privadas.

"'No' debería ser suficiente", afirmó Segel, quien dijo que después de una primera negativa cualquiera que te haya pedido salir debería parar en sus intentos.

"Bob siguió diciéndome que quería tener una amistad. No quería una amistad. Quería más que eso. Mi esperanza es que 'no' sea suficiente de ahora en adelante", añadió.

Según su relato, el acoso comenzó en el verano de 2016 y se extendió durante unos tres meses hasta que su abogado aseguró a la cúpula de The Weinsten Company que, si Bob Weinstein continuaba con sus propuestas de ámbito personal a la ejecutiva, Segel abandonaría la serie "The Mist".

En respuesta a Variety, un portavoz de Bob Weinstein negó estas acusaciones.

"Bob Weinstein cenó con Segel en Los Ángeles en junio de 2016. Él niega cualquier afirmación de que se comportó de manera inapropiada en la cena o después. Es lamentable que se haya hecho una afirmación así", indicó en un comunicado.

De acuerdo con las declaraciones de Segel, Weinstein la invitó a subir a su habitación tras esa primera cena, pero ella rechazó la oferta.

Posteriormente, Segel asegura que el productor le enviaba correos electrónicos que iban más allá de cuestiones profesionales, la invitó a fiestas que, en su opinión, eran encerronas para estar los dos solos, y le propuso de nuevo cenar en varias ocasiones bromeando con que podría despedirla si no accedía porque era su jefe.

Tras el enorme escándalo de abusos y acosos sexuales que rodea a su hermano Harvey, Bob Weinstein declaró la pasada semana que él mismo llegó a sufrir las agresiones de su hermano, al que describió como "un abusón y un arrogante" que trataba a la gente con desdén y malas maneras de manera continua.

"Estoy inmerso en una pesadilla. Mi hermano ha causado un sufrimiento inconcebible. Como padre de tres niñas, digo esto de verdad, tengo el corazón destrozado por las mujeres a las que ha hecho daño", afirmó.

La industria audiovisual estadounidense vive inmersa en una gran polémica tras el enorme escándalo que rodea a Harvey Weinstein, uno de los productores más poderosos de Hollywood y al que decenas de mujeres han acusado de presuntos comportamientos sexuales abusivos y supuestas violaciones.

Estas denuncias han animado a mujeres de todo el mundo a compartir sus propias experiencias de agresiones sexuales en las redes sociales, por ejemplo, a través de la campaña "me too" (yo también) ideada por la actriz Alyssa Milano.

Agencia EFE

Foto: Especial