Juchitán, Oaxaca.- La Alcaldesa de Juchitán, la perredista Gloria Sánchez, y los Gobiernos priistas federal y estatal, entraron en conflicto por el reparto de despensas a los damnificados del sismo.

Los habitantes contrarios a la Coalición Obrero Campesino Estudiantil del Istmo (Cocei) y al perredismo acusaron a la Alcaldesa de acaparar los apoyos.

Incluso afirmaron que en una bodega ubicada en Infonavit Zapandú, la Edil posee cientos de despensas desde hace cuatro meses, que fueron enviadas a este lugar por las inundaciones de mayo.

Por otra parte los del sol azteca y la Cocei acusaron que el Gobernador Alejandro Murat y la titular de la Sedatu, Rosario Robles, controlan los apoyos enviados por órdenes del Presidente Enrique Peña Nieto.

"Aquí hay dos temas. La Edil Gloria Sánchez quiere reelegirse y por el otro el PRI de Murat y Peña quieren recuperar Juchitán, no hay más, ese es el fondo de todo esto.

"Y mientras, los juchitecos que se amuelen, primero está el 2018", dijo el síndico de Juchitán, Manuel López Villalobos.

El domingo, en las calles de Libertad y Belisario Domingo, Murat y Robles prometieron despensas, sin la Edil presente.

Ayer se unió a la minigira de funcionarios federales la Alcaldesa. Pero cada uno prometió lo que quiso y cada parte se tomó la fotografía a su modo.

Peña aseguró que las despensas serían entregadas sin tintes políticos y a través del Ejército.

Los perredistas adujeron una posición cómoda del Gobierno priista de usar a las fuerzas armadas para sus fines electorales.

En este contexto, mandos del Ejército reprocharon la inutilidad de esa guerra política.

"Por ese tipo de cosas trabajamos cuatro veces, hacemos seguridad, levantamos escombros, vemos la reconstrucción y además entregamos despensas, no se vale, no podemos estar en 41 municipios sólo porque estos señores no se ponen de acuerdo", indicó un mandó de la Ocaña Zona Militar.

El síndico acusó que la Edil de Juchitán está inactiva y sólo enfocada en centralizar la ayuda que llega desde varios puntos del país.

"Juchitán está controlado por grupos políticos de todos los colores, en este caso quién lo tiene reparte, quién no, no reparte ni recibe nada", afirmó el funcionario.

Agencia Reforma