Ciudad de México.- El respeto y la inclusión constituyen el terreno más firme para garantizar la paz; mientras que la discriminación es el surco donde crece la exclusión y la violencia, sostuvo el presidente de la Comisión Especial de Atención a Víctimas (CEAV), Sergio Jaime Rochín del Rincón.

Por ello, el funcionario federal exhortó a la población a difundir la cultura de la tolerancia y respeto hasta que la orientación sexual y la expresión de género sean decisiones tomadas en plena libertad.

“Una sociedad que agrupa a todos sus integrantes bajo los mismos derechos, es un sociedad plena y completa; la que no lo hace no puede ser considerada sociedad”, apuntó.

En conferencia de prensa, integrantes del Movimiento por la Igualdad en México (MOViiMX) manifestaron su preocupación por el ambiente hostil hacia la comunidad lésbico-gay generado por sectores conservadores y diferentes iglesias a raíz de la iniciativa anunciada el 17 de mayo por el Ejecutivo federal para reconocer el matrimonio igualitario.

El director de la organización Letra S, Sida, Cultura y Vida Cotidiana, Alejandro Brito Lemus, expuso que “estamos preocupados porque esto puede provocar una ola de violencia y un aumento en las agresiones a la comunidad LGBTTTI (Lesbianas, Gays, Bixesuales, Transexuales, Travestis, Transgéneros e Intersexuales) ”.

El también miembro de la Comisión Ciudadana contra los Crímenes de Odio por Homofobia hizo énfasis en la importancia de que las autoridades tomen cartas en el asunto antes de que suceda una tragedia, como la ocurrida en semanas pasadas dentro de un club nocturno en Orlando, Florida, Estados Unidos.

A su vez, la especialista en materia de derechos humanos Hilda Téllez Lino recordó que, de acuerdo con el informe de Letra S, de 1995 a 2015 se han registrado mil 310 homicidios presumiblemente motivados por homofobia en México, 61.2 al año en promedio; pero en los últimos 10 años ha aumentado a 71.

Del total, dijo Téllez Lino, mil 21 fueron homicidios de hombres; 265, de integrantes de la comunidad trans (travestis, transgénero y transexuales), y 24 de mujeres.

Brito Lemus puntualizó que, si bien hace falta un registro oficial de los casos, los datos expuestos en el informe de su organización son un indicador del aumento de este tipo de violencia; y “este año se recrudecido esta homofobia por la oposición a la iniciativa del Ejecutivo federal”.

Ante ello, Téllez Lino citó como ejemplos los más recientes casos de homicidio registrados en Coahuila, Aguascalientes y Tabasco; así como que grupos radicales tomaron por asalto el Congreso del estado de Morelos para impedir que los diputados abordaran el tema del matrimonio igualitario.

Abundó que los obispos de las diócesis de Toluca, Francisco Javier Chavolla Ramos, y de Cuernavaca, Ramón Castro Castro, así como el vocero de la arquidiócesis de México, Hugo Valdemar, se han pronunciado en contra de la diversidad sexual.

Los integrantes del Movimiento por la Igualdad señalaron que por esos actos de discriminación se han interpuesto seis quejas ante el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred).

Notimex