Ciudad de México.- Ante la falta de acuerdos sobre el mecanismo de seguimiento a las recomendaciones del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), los padres de los normalistas de Ayotzinapa dejaron la mesa de diálogo con la Canciller Claudia Ruiz Massieu.

Este miércoles venció el plazo de 15 días que el Estado mexicano tenía para responder a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), que planteó que dicho mecanismo debería estar integrado por dos comisionados que puedan hacer visitas cada dos meses por cinco días y con acceso pleno a la información.

"Para nosotros era fundamental llegar a acuerdos en estos puntos, sin embargo aquí nos estamos atorando, hay reticencia del Estado para que haya un equipo operativo permanente en el país, hay reticencia para que tengan información plena, solamente quieren que haya información a los expedientes", señaló Vidulfo Rosales, abogado de los padres.

"Incluso un acuerdo primero, que establecía que el mecanismo de seguimiento tenía por objeto dar seguimiento a las medidas cautelares y a las recomendaciones del GIEI, que ya había un acuerdo en Washington, y ahora la Canciller está dando para atrás ese acuerdo".

Los padres se reunieron por poco más de hora y media con la Canciller, con el Subsecretario de asuntos Multilaterales y Derechos Humanos, Miguel Ruiz Cabañas, y el Subsecretaria de Derechos Humanos de Gobernación, Roberto Campa, encuentro que el abogado de los padres calificó como ríspido.

"Creemos que la Secretaría de Relaciones Exteriores ha entorpecido la creación y la concreción de este mecanismo, que no hay la voluntad política, no hay el interés para poder avanzar en las investigaciones, para que haya un mecanismo de seguimiento", agregó Rosales.

"Fue una reunión ríspida, complicada, nos hemos tenido que parar de la mesa, vamos a ver si con el trabajo de los compañeros del Centro Pro se puede recomponer la mesa, pero de parte de los padres de familia nos hemos tenido que parar".

Los padres anunciaron que se quedarán en plantón frente a las instalaciones de SRE, sobre avenida Juárez, hasta que reciban una respuesta positiva.

La propuesta del mecanismo de seguimiento que planteó la CIDH consta de cuatro puntos, el último de los cuales establece que cualquier persona designada por la propia Comisión Interamericana pueda realizar visitas continuas a México.

En ninguno de los cuatro puntos los representantes del Estado mexicano pudieron dar una respuesta concreta, criticaron otros participantes del encuentro.

En entrevista, Mario Patrón, director del Centro Prodh, dijo que si bien hay algunas coincidencias en lo general, no hay definiciones en lo particular.

REFORMA/Foto: REFORMA