Xalapa, Ver.- Al grito de "Usted ya cobró", pensionados afectados por el nulo pago de su pensión del mes de junio exigieron de frente a la presidenta de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), Namiko Matzumoto Benítez, presionar al gobierno estatal para hacer efectivo el depósito de sus recursos correspondientes al mes pasado.

Después de justificaciones de la presidenta de la CEDH, los pensionados le pidieron unirse a la manifestación organizada la mañana de este lunes o comprobaría una vez más su omisión al cargo así como ser cómplice de las irregularidades en materia de Derechos Humanos.

A regañadientes, Matzumoto Benítez caminó la calle Enríquez en calzado blanco que pretendió ser cambiado pero los pensionados le evitaron regresar a su oficina ante la posible omisión de las 683 quejas presentadas el pasado 7 de marzo.

La funcionaria estatal se mostró en todo momento nerviosa, dudosa de sus palabras, ante una multitud que lleva siete días sin cobrar su pensión considerada en medicamentos, alimentos y reflejo de su labor por años.

La manifestación que inició minutos después de las diez de la mañana en la explanada de la plaza Sebastián Lerdo de Tejada se trasladó temporalmente a las afueras de la dependencia donde les prometieron ayuda para agilizar el pago, pero sobre todo, hacer valer sus derechos humanos.

En no más de cinco minutos, Namiko Matzumoto Benítez bajó a la recepción de la dependencia a su cargo, saludó de manera efusiva a los pocos pensionados que allí estaban, se confió de la escasez y se animó a salir a la vía pública, donde un mayor contingente le gritaría “vendida”.

Sus peculiares gestos faciales se congelaron en uno sólo, el labio superior de su boca resaltó más que el inferior, cada explicación que pretendía emitir a los pensionados postrados en la calle de Carrillo Puerto fue irrumpida, pues, los presentes señalaron ser evasivas y no respuestas a su función pública.

A un metro de ella, un varón de edad avanzada les pidió a las mujeres presentes que le jalaron el cabello rubio pintado a Matzumoto, para sentir un poco el dolor de no tener dinero para medicina o comer.

El consejo fue ignorado, Matzumoto insistió asimilar el sentir de ellos, tanto hombres como mujeres que dedicaron años de trabajo, pero las palabras fueron nuevamente truncadas con gritos de “estamos cansados de escusas estúpidas".

En los casi 20 minutos de diálogo sobre la calle Carrillo Puerto, los pensionados obligaron a la ombudsman de Veracruz a unirse a la inconformidad o exhibiría su real función.

Matzumoto respondió con un semblante serio, claro, después de cambiarme zapatos. Su calzado eran sandalias altas, blancas, sin un rayón de banqueta o mugre por caminar en vía pública.

Los pensionados le impidieron regresar, no le creyeron, tanto, que Matzumoto se unió a un brazo para comenzar a caminar rumbo a Palacio de Gobierno.

“Puertas cerradas para el pueblo”

Al intentar pasar las vallas verdes que controlan el acceso a Palacio de Gobierno, la multitud de pensionados encabezados ahora por Adriana Chávez Tejeda y Namiko Matzumoto Benítez, fue detenida.

La mirada de la ex secretaria de la Comisión Estatal para la Atención y Protección de Periodistas (Ceapp) reflejaba los gritos antes exclamados a su persona: "Si le queda muy grande renuncie", "no permitimos que nos trate como estúpidos", "usted nos hable de un tiempo que la ley determina, la hace cómplice por solapar a los ladrones”.

El primer filtro de acceso a Palacio de Gobierno, como cadenero controlando el acceso a un centro nocturno, esperó que de todo el contingente se confirmara una comitiva que ingresaría a presionar pagos correspondientes al mes de junio.

AVC NOTICIAS/Foto: AVC NOTICIAS