Ciudad de México.- Los importadores de equipos de generación fotovoltaica pelean en tribunales la aplicación del impuesto de 15 por ciento a paneles solares que se aplica desde hace tres años en México, ya que argumentan que le resta competitividad a sus proyectos.

Este impuesto tiene como finalidad proteger a la industria nacional de fabricación de este tipo de equipos, pero a la fecha no se tiene claro cuántos se han fabricado.

Israel Hurtado, secretario general de Asolmex, dijo que fundamentalmente se está peleando la reclasificación arancelaria que hicieron para la imposición del arancel.

"Con la Secretaría de Economía se logró que se pudieran importar paneles con arancel cero para los proyectos en marcha a través del Programa de Promoción Sectorial (Prosec); los desarrolladores se tienen que inscribir en el Prosec y acceden al beneficio, pero el juicio sigue en el Tribunal Fiscal", explicó.

De acuerdo con información de la Secretaría de Economía, el Sistema de Administración Tributaria (SAT) determinó que si los paneles de células fotovoltaicas vienen conectados a un diodo, se consideran "generadores" y deben clasificarse por la fracción arancelaria 8501.31.01, gravada con arancel de 15 por ciento en la Tarifa del Impuesto General de Importación y de Exportación.

Explicó que cuando dichos paneles se importan de esa manera, es para instalarse en plantas o centrales fotovoltaicas.

Así, Economía ha mantenido la preferencia arancelaria para la fracción arancelaria de generadores (8501.31.01) que establece el Prosec para la Industria Eléctrica (Sector I).

De esta forma, los productores de energía eléctrica pueden importar paneles solares con un arancel preferencial exento, a través del Prosec.

Economía menciona que las importaciones de generadores (incluyendo paneles solares) han aumentado en los últimos años, y se considera que el Prosec brinda certidumbre a los inversionistas participantes, lo que permite a las empresas presentar propuestas viables para las licitaciones de producción de energía renovable, señala la dependencia.

"Dado que la decisión de clasificación es exclusivamente técnica y el Prosec permite fomentar la producción de energía renovable, no existe una negociación de aranceles.

"Sin embargo, la Secretaría de Economía es respetuosa de los medios de defensa que los particulares decidan ejercer, así como de las resoluciones que el poder judicial emita al respecto", puntualiza la dependencia.

REFORMA/Foto: REFORMA