Ciudad de México.- Un tumor inoperable en la base del cerebro no le ha quitado a Talina Fernández sus ganas de disfrutar la vida y continuar trabajando como comunicadora luego de 47 años de trayectoria.

"(El tumor) no es maligno, pero me tiene todo el tiempo mareada. Camino y parezco marinero, ando de un lado para otro. Me tengo que agarrar algo, de repente.

"Los doctores suponen que lo tengo desde chica y fue creciendo. No hay nada que hacer. Sería muy peligroso operarme. Me puedo quedar paralítica", admitió la periodista de 75 años.

Eso sí, aseguró ha aprendido a vivir con esta condición, cuyos efectos disminuye con pastillas, por lo que no le impedirá seguir trabajando en lo que sabe.

"Regresaré (a la televisión) cuando me hablen", afirmó.

La llamada "La Dama del Buen Decir" fue homenajeada por su labor profesional la noche del lunes, aunque ella consideró no merecer ningún reconocimiento.

"Ha sido una vida muy entretenida la mía, he conocido gente muy importante e interesante. Pero no me merezco nada, lo único que he hecho en estos 47 años es hacer mi trabajo: hablar con la verdad.

"No creo ser ejemplar. Me encuentran ejemplar quizás sólo porque me ven viejita", expresó con humor.

El evento fue en un hotel de Paseo de la Reforma, dentro del Cocktail de la Moda que organiza el diseñador Pedro Montiel.

Emocionada, feliz, con energía y acompañada por su familia, Talina se dejó apapachar por sus amigos en su gran noche.

Lolita Ayala, Juan José Origel, Lorena Velázquez, Raquel Bigorra, Macaria, Claudia Lizaldi y Queta Lavat estuvieron allí para acompañarla sobre el escenario.

La diseñadora mexicana Delia González le entregó una escultura de plata, efigie de un corazón, una boca y un micrófono.

"Se merece este homenaje y muchos más. Siempre recibí su cariño y sus consejos en Nuestra Casa. Y sí, es 'La Dama del Buen Decir' frente y fuera de la cámara", opinó Bigorra.

Velázquez valoró a la comunicadora por haber sabido sobreponerse a grandes golpes de la vida, como la muerte de su hija, la actriz Mariana Levy, en 2005.

"Yo actué con su hija. Me dolió mucho, pero Dios dicta. Contra eso no puedes. Pero Talina ha sabido sobrellevarlo. Para una amiga, como yo, es una felicidad muy grande darle un reconocimiento. Me da mucho gusto estar aquí", expresó.

ASÍ LO DIJO

"He conocido muchísimas personas sobresalientes, pero una de las pocas sobresalientes en mi alma es Talina, alguien fuera de serie por sus sentimientos, actitud ante la vida y talentos".

Lolita Ayala, periodista.

REFORMA/Foto: CUARTOSCURO