Ciudad de México.- Las modificaciones que aprobaron los diputados a la Ley de Ingresos, que les generaron 51 mil 380 millones de pesos extras para repartir, fueron opacas, sin sustento técnico y solo servirán para inflar artificialmente el gasto, afirmaron especialistas.

Tras una discusión sin sobresaltos, los legisladores avalaron un aumento de 42 centavos al tipo de cambio propuesto por Hacienda para situarlo en 18.62 pesos por dólar e incrementaron en 19 mil barriles diarios la producción de petróleo estimada en 2017.

Asimismo, estimaron más recursos vía IVA e ISR y otros ingresos.

"Sin sustento técnico se está inflando el presupuesto con fines políticos pues no hay una orden escrita de qué se va a hacer con ese dinero 'extra'", cuestionó Gabriel Farfán, director de Comunidad Mexicana de Gestión Pública para Resultados.

La mayor prueba de la falta de justificación técnica de los cambios a la Ley de Ingresos, es el aumento en el papel de la producción de crudo cuando, tanto Pemex como el Gobierno federal, estiman una tendencia a la baja.

"No tienen sustento los cambios, se ve una ausencia total de querer discutir los temas y tomar decisiones que cambien el rumbo de las finanzas públicas", criticó Héctor Villarreal, director del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria.

Mariana Campos, coordinadora de gasto público de México Evalúa, sostuvo que la Ley de Ingresos modificada no puede ser realista.

"Si no tenemos información técnica de las decisiones, si están tomadas en un contexto de opacidad, es difícil saber qué tan realista es la ley", subrayó.

REFORMA/Foto: DEPOSITPHOTOS