Ciudad de México.- Un aumento de 16 pesos del salario mínimo permitirá que 34 por ciento de los trabajadores mexicanos supere la línea de bienestar mínima, coincidieron ayer especialistas.

En la conferencia internacional "Estado del arte del salario mínimo", expusieron que la canasta básica alimentaria, de acuerdo con el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL), cuesta 89 pesos, por lo cual se necesita ajustar el salario mínimo a 90 pesos.

"Noventa pesos es lo mínimo para que una persona sobreviva, ese es el primer paso. Necesitamos un nuevo contrato social", dijo Lucila Servitje, integrante de la Acción Ciudadana Frente a la Pobreza.

Salomón Chertorivski, Secretario de Desarrollo Económico de la Ciudad de México, aseguró que el ajuste es una herramienta viable de estabilización.

"Desde 2009 la canasta básica ha crecido más que la inflación, y la brecha entre el salario mínimo y la canasta necesaria también se ha ido ampliando. Por eso el incremento de la pobreza salarial.

"Hay trabajadores que, a pesar de cumplir una jornada completa en un empleo formal, regresan a su casa y siguen siendo pobres", apuntó.

Luis Foncerrada, director del Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP), urgió a revisar la política económica, poner un alto a los factores que provocan la inflación, controlar la calidad del gasto público y la deuda, propiciar facilidades para invertir y lograr el acceso universal a la salud.

REFORMA/Foto: DEPOSITPHOTOS