México.- La comedia del actor mexicano Germán Valdés "Tin Tan" (1915-1973) representa un mundo dentro del cine mexicano que merece ser preservado y redescubierto por las nuevas generaciones, dijo hoy a Efe el investigador de la Cineteca Nacional, José Antonio Peña.

"Crea todo un universo propio de lo clásico", explicó Peña en una rueda de prensa en la que se anunció la creación de la fundación que preservará la obra fílmica de "Tin Tan" conformado por un centenar de películas y su discografía, con más 30 discos.

La comedia de Valdés "no tiene comparación al poseer elementos únicos que lo hacen muy poco teatral, nada verbal y completamente cinematográfico", aseguró.

Ya fuese como cantante español, maestro de ópera italiano o como ferrocarrilero del tren del Bosque de Chapultepec, "Tin tan" era reconocido por su versatilidad y la "capacidad subversiva que ponía a sus personajes", indicó Peña, además subdirector de información de la Cineteca.

"Son películas raras para las nuevas generaciones porque son en pantalla grande, blanco y negro, proyectadas en 35 milímetros, de hace siete décadas y con un personaje que desde que aparece en pantalla te hace reír, enamora al público", agregó.

Aseguró que frente a otros cómicos contemporáneos como Adalberto Martínez "Resortes" o Antonio Espino "Clavillazo", el protagonista de "El Rey del Barrio" (1950) y "El Ceniciento" (1952) fue "un personaje musical, con bromas y comentarios sociales agudos de lo que estaba pasando en México urbano".

Por ello, apuntó, "Tin Tan" es considerado fundador de la comedia del cine clásico mexicano, además de ser reconocido por defender la identidad de la comunidad chicana, de la que se alimentó para crear a su personaje "El Pachuco".

"Era un personaje con una visión del mundo que denunciaba la corrupción, el desamor, la disparidad social y cosas que a la fecha son lo que finalmente hace a la sociedad mexicana estar en este conflicto perpetuo del que habló hace más de sesenta años", explicó.

Rosalía Valdés, encargada junto a su hermano Carlos de la preservación de la obra de su padre, dijo que "Tin Tan" "destapó verdades en su época de la que los jóvenes hablan hoy, de ahí su trascendencia social".

"El sentido del humor de mi papá era un recurso y el mexicano se ríe hasta de las tragedias como un recurso natural hasta para la salud mental. No es promover el ocio, sino una actitud que genere talento", puntualizó.

Rosalía enumeró la lingüística, la improvisación y la fusión como parte del trabajo de su padre, como ocurrió con "I wanna hold your hand", tema de los The Beatles de la que hizo una versión de rock y mariachis titulada "Quiero rascarme aquí".

Rosalía dijo que le "preocupa y molesta la comedia barata con producciones sin calidad de las que se ríen los niños donde hay 'bullying' (acoso), problemas, violencia o risas por nada".

Los herederos junto con otras fundaciones buscan "ser promotores de una comedia que fortalezca y ayude con nuevos proyectos para que surjan nuevos comediantes de la misma altura".

Germán Valdés "Tin Tan", contó Rosalía, es parte del turismo de México y Estados Unidos, país donde empezó su carrera "no para ser alguien importante en Hollywood", sino para traer "la 'fayuca' (contrabando) lingüística" que le mereció los doblajes para Walt Disney como Baloo en "El libro se la selva" y Thomas O'Malley en "Los Aristogatos".

Carlos Valdés, hijo del comediante, postuló a padre "entre los cómicos internacionales como Harold Lloyd, Charles Chaplin o Marcel Marceu, personajes que realmente te hace reír sin importar la edad que tengas, porque vas a ver y reconocer un talento extraordinario".

La Fundación Germán Valdés tiene como fin asegurar la herencia artística para la creación de una próxima serie biográfica; además de una película, ciclos de cine, programas interactivos, mesas redondas de análisis de la comedia y activar la comedia consciente en los jóvenes.

Agencia EFE