Roma.- Aplausos, sonrisas y música acompañaron la entrada del féretro del actor italiano Carlo Pedersoli, más conocido como Bud Spencer, fallecido el lunes, a la Basilica di Santa Maria in Montesanto en la romana Plaza del Popolo, que acogió hoy su funeral.

Cientos de ciudadanos y admiradores comenzaron desde las diez de la mañana a agolparse a las puertas de la basílica, más conocida como la Chiesa degli artisti (Iglesia de los artistas).

El cortejo fúnebre con el ataúd del actor nacido en Nápoles (sur) hizo su entrada en la basílica mientras sonaba de fondo la banda sonora de la película "Altrimenti ci arrabbiamo" ("Y si no, nos enfadamos", 1974), protagonizada por Pedersoli junto a Mario Girotti, el verdadero nombre de Terence Hill, amigo íntimo y pareja artística del actor.

Girotti quiso estar presente en el último adiós a su amigo y compañero y asistió al funeral, aunque entró por una puerta lateral de la basílica sin hacer declaraciones.

El funeral del "gigante bueno" del cine italiano, como se refirió al actor ayer en la capilla ardiente la alcaldesa de Roma, Virginia Raggi, dio comienzo hoy a las 12:00 horas locales (10:00 GMT) y finalizó aproximadamente una hora y media después.

Entre los asistentes al funeral también destacaron el director de cine italiano Enrico Vanzina, que dijo antes de su entrada al templo que Pedersoli era una persona que "regalaba alegría" y con "gran humanidad", cualidad que el cura que ofició el funeral ensalzó en todo momento.

También estuvo presente en la ceremonia el presidente del equipo de fútbol del Lazio, Claudio Lotito.

En la Plaza del Popolo se apreciaban caras jóvenes y familias italianas y turistas en mitad de un ambiente festivo plagado de sonrisas y se podían escuchar numerosos "Ciao Budé", como llaman en dialecto romano al actor.

Entre las admiradoras que se encontraban en la plaza estaba Isabella, nacida en Argentina y criada en Roma.

"Roma no le ha dado la atención que se merece Pedersoli, hay que escuchar a la plaza, y la plaza pide mayor atención, una calle o una plaza en su nombre", se lamentó esta madre de tres hijos que han crecido con las películas del actor napolitano. EFE