El Gobierno de México ha ofrecido a la familia de Juan Gabriel prestar el prestigioso Palacio de Bellas Artes para velarlo, como uno de los artistas más exitosos del país en el último 1/2 siglo.

“Él es parte de la cultura popular mexicana desde hace 45 años y sus canciones han acompañado a generaciones, es toda una consternación nacional la que tenemos”, afirmó el secretario de Cultura, Tovar y de Teresa. “Ofrecí, a nombre del presidente Peña Nieto, que el Bellas Artes estaría abierto para rendirle el ultimo homenaje tal y como se hizo con ‘Cantinflas’, Dolores del Río o Rufino Tamayo, y todavía no tienen ellos una decisión”, explicó.

Según el ministro de Cultura, “no se sabe todavía si se puede hacer un homenaje de cuerpo presente o con sus cenizas si deciden incinerarlo”.

“Será en la modalidad que ellos quieran”, recalcó.

“Es un ídolo en nuestro país y no es una figura que se agote solamente con su vida sino permanente”, manifestó Tovar y de Teresa, antes de confesar a EFE que su canción favorita del “Divo de Juárez” es “Querida”.

Según la Academia Latina de la Grabación, el cantante ha vendido más de 100 millones de discos en el mundo y cuenta con más de 1.500 canciones escritas.

Destacó tanto por su faceta como cantante como de compositor y productor para otras grandes estrellas, entre las que destaca la mexicana Lola Beltrán, el canadiense Paul Anka y la española Rocío Dúrcal.


II EFE