Los años han pasado, las noticias cada vez son más bizarras y las teorías conspiratorias llenan la mente de la gente. un panorama ideal para revivir The X-Files. Por eso, para su onceava temporada, la serie creada por Chris Carter y protagonizada por los agentes Mulder (David Duchovny) y Scully (Gillian Anderson) analizará las esferas de poder modernas, el declive de la ciencia y la incansable búsqueda por la verdad. “Es una época curiosa para The X-Files, pues es una serie de ciencia ficción. La ciencia que maneja Scully sigue siendo básica en la historia y las creencias de Mulder aún fortalecen esa lógica. Él aún quiere creer. “El problema es que ahora pasa todo lo contrario en el mundo. La gente tiró la ciencia por la ventana y ahora sólo cree en teorías conspiratorias”, puntualizó Carter. El aspecto paranormal de la serie también estará de regreso, con secuencias cargadas de acción y misterios que generarán dolores de cabeza. Los primeros cinco episodios de la temporada abordarán la naturaleza y el papel de William, el hijo de Mulder y Scully en el mundo, sobre todo cuando el joven esté a punto de desatar el infierno en la Tierra. “También nos adentramos más a la relación entre Mulder y Scully, pues todavía hay mucho qué escarbar”. Otros personajes clásicos, como Skinner y El Fumador, tendrán episodios dedicados enteramente a ellos, sus antecedentes, su importancia dentro de la mitología de la serie y el futuro del mundo como lo conocemos.

Reforma