Minutos después de que Ariana Grande concluyó su show del Dangerous Woman World Tour en el Manchester Arena, el 22 de mayo, un artefacto explosivo mató a 22 personas y dejó heridas a 116. Un suicida solitario, de nombre Salman Abedi, islamista radical, acabó así con el sueño de jóvenes inocentes.

En las redes circularon videos de asistentes al show que mostraban el caos generado por la detonación y la confusión que no paraba, ya que las autoridades estaban en shock y hubo niños y padres que se perdieron en el momento; además, cientos de personas mostraron crisis nerviosas cuando fueron atendidas.

Este fue un suceso que acarreó condenas de parte de decenas de mandatarios en todo el mundo, entre ellos, Theresa May, de Reino Unido, y el Presidente Enrique Peña Nieto, y una movilización local sin precedentes en los alrededores, siendo los mismos habitantes de la zona los que ayudaron a muchos afectados por el ataque.

“Rota. Desde el fondo de mi corazón, lo siento mucho. No tengo palabras”, escribió Grande tras enterarse de los sucesos, lo cual generó una avalancha de opiniones encontradas, a favor y en contra, y que según Twitter fue uno de los mensajes con más likes y retuits del 2017, con más de 2.5 millones y un millón, respectivamente.

La superestrella tuvo que cancelar conciertos en Reino Unido, Polonia, Alemania, Bélgica y Suiza, y retomó la gira el 7 de junio en París, la cual la trajo a la Ciudad de México el 12 y 13 de julio para cantar en el Palacio de los Deportes.

A raíz de este suceso, la intérprete de “Into You” y “Focus” fue ampliamente apoyada por el gremio musical y artístico, con mensajes de amor, esperanza y respeto de parte de figuras como Madonna, Katy Perry, Cher, Demi Lovato, Josh Groban, Rihanna, Miley Cyrus, Lena Dunham y Paul McCartney, entre otros.

Y además, el equipo de la también actriz y compositora, así como sus allegados y el gobierno local, organizaron

el concierto One Love Manchester, que se realizó el 4 de junio para honrar a las víctimas y recaudar fondos para ellas en el Emirates Old Trafford de la ciudad afectada.

La cantante congregó a amigos y conocidos que cantaron gratuitamente para 55 mil personas, mismas que acudieron a mostrar simpatía y solidaridad hacia ella y las víctimas. Coldplay, Liam Gallagher, Take That, Miley Cyrus, Robbie Williams, Justin Bieber, Victoria Monét, Katy Perry, Little Mix, Niall Horan y The Black Eyed Peas fueron algunas de las estrellas que participaron con la anfitriona en el show más visto en la historia de la televisión británica, el cual

concluyó con todos ellos cantando “One Last Time”.

Reforma