CDMX.- Dustin Hoffman fue acusado de acoso sexual por una mujer con quien trabajó en la década de los 80, cuando ella tenía 17 años.

En un texto publicado por The Hollywood Reporter, Anna Graham Hunter dice que colaboró con el histrión cuando él filmaba la cinta de televisión Death of a Salesman y ella era asistente de producción.

"Pidió que le diera un masaje de pies en mi primer día en el set; lo hice. Se insinuaba abiertamente, agarró mi trasero, y hablo de sexo conmigo y en frente de mí. Una mañana fui a su camerino para tomar su orden de desayuno; me miró y sonrió, tomándose su tiempo. Luego él dijo: 'Quiero un huevo duro... y un clítoris blando'.

"Su equipo estalló en carcajadas. Yo me fui, sin palabras. Luego fui al baño y lloré".

Hunter también publicó cartas que escribió a su hermana sobre otros comentarios vulgares que hacía Hoffman a integrantes del equipo de producción.

"Cuando llevaba a Dustin a su limusina, tocó mi trasero cuatro veces", dice uno de los textos. "Lo golpeé cada vez, con fuerza, y le dije que era un viejo sucio. Él se quitó el sombrero y apuntó a su cabeza (se había afeitado para el papel) y dijo, 'No, soy un joven sucio, tengo mucho pelo en la cabeza".

Hoffman, de 80 años, respondió a las acusaciones de Hunter con un breve comunicado.

"Tengo un gran respeto por las mujeres y me siento terrible de poder haber hecho algo que la pusiera en una situación incómoda. Lo lamento. No refleja quién soy", afirmó el actor de Kramer vs. Kramer.

Reforma

Foto: Reforma