La película chilena Neruda, donde actúa Gael García, se llevó la tercera gala de los Premios Iberoamericanos de Cine Fénix, realizados la noche del miércoles en el Teatro de la Ciudad Esperanza Iris, con cuatro reconocimientos (Mejor Largometraje de Ficción, Diseño de Arte, Vestuario y Edición).

“Todos los que estamos aquí no venimos a resolver nada. Vamos a cantar, para que ustedes canten con nosotros”, invitó García.

Aunque el actor mexicano, uno de los impulsores de esta ceremonia por medio de la asociación Cinema23, perdió en la categoría de Actuación Masculina, premio que quedó en manos de Guillermo Francella, por El Clan.

La brasileña Sonia Braga recibió el premio a Actuación Femenina por Aquarius, filme que también se llevó el honor a Mejor Dirección, para Kleber Mendoça.

La fiesta del cine latino e iberoamericano tuvo invitada a figuras como el cineasta estadounidense Gregory Nava o la mexicana Patricia Riggen, quien ganó el premio especial de los exhibidores por su filme Los 33.


Faltan espacios

El gremio cinematográfico espera tener más distribuidores y exhibidores para mostrar las cintas que se producen en la región, así lo expresó Gael.

“Estamos contentos y encantados de estar aquí, recibiendo el premio máximo a Mejor Película, es el mejor comienzo para la cinta, estamos estrenando primero en México”, dijo.

El actor señaló que aún hay trabajo por hacer para dar espacio en salas al cine regional y consideró que iniciativas de ese tipo de premiar a lo mejor del cine ibérico pueden significar colocar un granito de arena para mover las cintas.

“No hay una ruta establecida, todos tenemos que encontrar nuestro propio camino. Estamos haciendo algo para encontrarnos, tenemos que ver aún con la distribución de las películas, porque hay películas buenas y hay públicos. Aún tiene que haber un esfuerzo y voluntad grande con exhibidores y distribuidores, falta mucho camino por recorrer.

“Para poder disfrutar de este cine, hace falta voluntad, creatividad, inventar“, agregó Bernal.


II AGENCIAS