Paris Hilton se bajó de su pedestal de socialité millonaria y convivió con varios niños que acuden al Centro de Rehabilitación Infantil Teletón (CRIT) de Tlalnepantla.

Ataviada con un vestido rojo largo y sin mangas, la cantante y empresaria llegó acompañada de varios guardaespaldas, por lo que parecía imposible acercarse a ella; sin embargo, al ver a los niños, la heredera del imperio Hilton no pudo contenerse y comenzó a abrazar y besar a todos.

Uno de los primeros afortunados fue Ángel, de 16 años, quien se acercó para tomarse una foto con ella y hasta un piropo se llevó.

“Hola guapo, ¿cómo te llamas?”, le preguntó la rubia en español, mientras lo abrazaba y él no sabía ni qué hacer.

Paris comenzó su recorrido por el CRIT; conoció casi todas las áreas del centro, como la sala de espera, los consultorios y el área de mecanoterapia.

Y aunque se tenía previsto que la visita durara menos de una hora, la estadounidense en verdad quería convivir con los niños y sus padres, por lo que se detenía a platicar, abrazar y besar a los pequeños.

La barrera del idioma se rompió, pues aunque Hilton casi no habla español, sus muestras de afecto hacia los niños no necesitaban palabras, sobre todo cuando se trataba de niñas, la heredera se conmovía y les agarraba los cachetes o las abrazaba.

El séquito que la acompañaba tenía el tiempo medido y le pedían a la gente que no le pidieran fotos, pero fue ella misma quien se tomaba selfies con la mayoría de los pequeños que acuden a rehabilitación en ese lugar del Estado de México.

“Creo que Dios me ha bendecido mucho, soy muy afortunada, pero quiero ayudar a la gente y a los niños.

”Me encanta que me hayan invitado a este lugar, me encanta ayudar a la gente, conocerlos, ayudarlos y convivir con los niños, eso me hace muy feliz“, señaló Hilton.

Esta semana presentó en la CDMx su nueva línea de calzado.

 

II AGENCIAS