Unas 40 personas están reunidas frente al Palacio de Bellas Artes para darle el último adiós a Juan Gabriel.

Aunque se desconoce si en el recinto se le hará un homenaje póstumo, algunos de sus seguidores se han congregado frente a un pequeño altar improvisado a las puertas del recinto.

La gente se ha puesto a cantar temas como “Inocente Pobre Amigo”, “Abrázame muy Fuerte”, “Amor Eterno” y “El Noa Noa”, para rendirle tributo al “Divo de Juárez”.

Algunos, como Alberto Álvarez y Humberto White, pernoctaron a las puertas del inmueble a la espera del cantante. Incluso White, de 20 años, dejó de ir a su trabajo de elemento de seguridad privada de un supermercado para esperar a su ídolo.

De manera extraoficial, personal de seguridad del Palacio de Bellas Artes dijo que aún no se recibido ninguna petición de la familia de Alberto Aguilera, nombre real de Juan Gabriel, para hacerle un homenaje en el recinto.


Piden tiempo

La familia de Juan Gabriel quiere tiempo para vivir el dolor causado por la muerte repentina del artista antes de tomar una decisión sobre los homenajes que se le quieren hacer, pues él “no quería que su funeral se convirtiera en un circo”, dijo ayer su representante, Silvia Urquidi.

En declaraciones a Imagen Radio, Urquidi comentó que los cuatro hijos del artista, así como su exesposa y amiga Laura Salas, “todavía no asimilan su dolor” y quieren estar a solas con sus restos.

“Ellos son los que tomarán la decisión, pero Alberto siempre dijo que cuando él muriera no quería que su funeral se convirtiera en un circo”, afirmó Urquidi, quien se negó a revelar dónde se encuentra el cuerpo del autor.

Aunque Juan Gabriel murió en EU, “se lo está peleando Juárez, aquí (Ciudad de México) y Morelia; es mover el cuerpo de un ser humano de un lado a otro”, apuntó.

Por su parte, el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) está dispuesto a esperar hasta el miércoles la respuesta de la familia, para efectuar o no el homenaje póstumo en el Palacio de Bellas Artes.

Ya fue cremado

El cuerpo de Juan Gabriel fue cremado y sus cenizas habrían sido transportadas a Florida, en donde reside su familia, informó la cadena Univisión citando un reporte del INBA, al que le señaló Iván Aguilera -hijo de Juan Gabriel- de la cremación de los restos de su padre en California.

Hasta el momento la familia no ha confirmado oficialmente esta información. Sólo un comunicado de Iván al principio agradeció los pésames de todo el mundo y pidió espacio a los medios para el duelo.

La televisora indicó que las cenizas fueron transportadas al aeropuerto de Fort Lauderdale y que Laura Salas, la madre de los hijos de Juan Gabriel, regresó ayer de California a Miami.

Salas e Iván viven en el condado de Broward, donde poseen un rancho, una amplia propiedad que tiene al menos tres casas.


II AGENCIAS