El pasado 22 de enero, Alejandra Guzmán publicó un video en sus redes sociales en las que explicaba que le habían dado de alta tras ser atendida, una vez más, por la infección que desarrolló tras un tratamiento estético en los glúteos.

“Después de una lucha contra los polímeros y después de siete años estamos aquí gloriosos, victoriosos, contentos porque una vez más salimos adelante”, señaló la artista.

Con el pelo recogido y un jersey negro con aberturas laterales, agradeció a toda la gente que la había apoyado y que “dice la verdad, actúa con fe y buena vibra”.

“Año nuevo, vida nueva”, aseguró, antes de presumir su aspecto con medio siglo de vida.

Las intervenciones médicas -que suman una veintena- persiguen a la cantante desde octubre de 2009, cuando tuvo que ser hospitalizada y operada por su infección.

Pero este no ha sido el único mal que ha tenido que enfrentar. Dos años antes, le diagnosticaron cáncer de mama, después de acudir a una revisión aconsejada por una amiga de su madre que tuvo que enfrentarse al mismo mal. El proceso por el que le extirparon el tumor y la recuperación se desarrollaron sin complicaciones, gracias a la detección temprana.

Asimismo, tuvo que ser intervenida en varias ocasiones para atender su cadera, donde le insertaron unas prótesis de titanio.

La vida de Guzmán, además, ha quedado salpicada por cantidad de escándalos. El más sonado de ellos fue el de su matrimonio fallido: cuando cumplió los 30 años, se casó con Farell Goodman, quien más tarde fue arrestado en Alemania por transportar droga y estuvo preso durante nueve meses. Entones, la artista dijo desconocer los negocios de su marido, y se divorció de él.


Sigue imparable

Pero estas complicaciones no han frenado la actividad musical de Guzmán, que sigue hoy en día con la rebeldía que la caracterizaba cuando comenzó su trayectoria a finales de la década de los 80, con el disco “Bye mamá”.

La canción homónima que encabezaba este trabajo, la cual hace referencia a su madre, la actriz Silvia Pinal, fue el inicio de un camino en el que la artista dejó temas memorables como “Hacer el amor con otro”, el que ha llegado a llamar como el éxito más importante de su carrera o “Yo te esperaba”, dedicada a su hija Frida Sofía, nacida en 1992.

Desde mediados del año pasado, Alejandra Guzmán está realizando una gira acompañada por otra reina de la polémica, la cantante Gloria Trevi.

En el llamado “Versus World Tour”, ambas intérpretes explotan su faceta de divas, acompañadas por una impactante escenografía y múltiples cambios de vestuario.




EFE