Un equipo de lingüistas coordinados por el cineasta mexicano Ernesto Contreras ha creado una variante de una lengua indígena, que ha denominado ‘zikril’ y que ha usado para rodar la película “Sueño en otro idioma”, con la que ganó el premio al mejor guión original en el Festival de Cine Iberoamericano de Huelva.

Presentada en la sección oficial de largometrajes a concurso del festival español, esta coproducción de México y Holanda se adentra en una milenaria lengua indígena que agoniza a través de la voz de sus dos últimos hablantes.

Con este planteamiento, Contreras articula una historia de amor y amistad en un entorno indígena, en línea con el realismo mágico, en la que el lenguaje sirve de recurso narrativo.

El “zikril” se creó especialmente para “Sueños en otro idioma” porque el guionista y el director no querían usurpar lenguas indígenas reales, por lo que el equipo de la película se apoyó en un lingüista que les ayudó a crear un idioma nuevo, con su alfabeto y sus propias reglas.

En el argumento de la cinta, Evaristo e Isauro se pelearon 50 años atrás y no se dirigen la palabra, y la película asume el reto de reunir a los dos para convencerlos de que charlen una vez más y obtener así un registro grabado de la lengua, ya que si ellos no vuelven a dirigirse la palabra, esta lengua desaparecerá.

La película, con guión de Carlos Contreras, está interpretada por Fernando Álvarez Rebeil, Eligio Meléndez, Manuel Poncelis y Fátima Molina, y obtuvo el Premio del Público en los festivales estadounidenses de Sundance y Florida, así como un notable éxito en varios certámenes iberoamericanos.

Ernesto Contreras recibió por su ópera prima “Párpados azules” el Premio Especial del Jurado en Sundance en 2008, y ha dirigido también el largometraje “Las oscuras primaveras” (2014) y el documental “Seguir siendo: Café Tacvba” (2010). 

EFE