El cineasta Ridley Scott decidió eliminar a Kevin Spacey de su próxima película, “All the Money in the World”, que tiene su estreno el 22 de diciembre, y reemplazarlo con el veterano Christopher Plummer, quien rodará sus escenas en las próximas dos semanas.

Según informó el blog especializado Deadline, Scott y el estudio Sony han tomado esa drástica decisión con el objetivo de que la cinta no vea afectada su fecha de estreno, que corría riesgo de verse retrasada por el escándalo de acoso y abusos sexuales que rodea a Spacey.

Spacey encarnaba en la película al multimillonario John Paul Getty, un papel secundario y breve pero decisivo en la trama, del que ahora se encargará Plummer.

Mark Wahlberg y Michelle Williams, los protagonistas del filme, también estarán involucrados en el rodaje de estas nuevas escenas.

La maniobra es plausible ya que muchas de las escenas del personaje de Getty son en solitario.

Esta semana, los responsables de la película cancelaron su estreno previsto en el festival AFI de Los Ángeles, donde iba a cerrar el certamen.

Sin embargo, el estudio Sony optó por retirarla ya que no quería que la polémica en torno a Spacey empañara el lanzamiento de la cinta y el trabajo del resto del equipo.

El largometraje, basado en hechos reales, narra el rapto del nieto del magnate John Paul Getty.

Este nuevo giro prolonga el gran escándalo que rodea a Spacey, doble ganador del Oscar, cuya carrera y reputación están en la cuerda floja tras las graves revelaciones de agresión sexual conocidas en su contra.


EFE