Desde la galardonada historia de una transexual protagonizada por una actriz transgénero hasta un filme censurado y varias mujeres detrás de cámaras, Latinoamérica llega este año con arriesgadas apuestas que luchan por ser nominadas al Oscar a mejor película de habla no inglesa.

Tras 6 nominaciones y un premio en los últimos 10 años, la región busca el favor de la Academia de Hollywood con postulaciones no tan convencionales para una categoría que cada vez está más competida.

La chilena “Una mujer fantástica”, de Sebastián Lelio, parte con buenas opciones de entrar tanto en la lista corta de 9 preseleccionadas como en la definitiva de 5 candidatas gracias al Oso de Plata al mejor guión de la pasada Berlinale.

No solo por la profundidad de su personaje principal, Marina, una transgénero vetada por la familia de su novio, sino por la fortaleza interpretativa de Daniela Vega, artista transexual que según expertos puede ser nominada como mejor actriz.

Venezuela presentará “El Inca”, de Ignacio Castillo, basada en el boxeador Edwin “Inca” Valero, que tras noquear a los 27 contrincantes que enfrentó mató a su esposa horas antes de suicidarse en la cárcel, lo que provocó la censura de la película en su país para proteger la integridad de sus hijos.

México, que busca su novena nominación y su primera estatuilla, se la juega por “Tempestad”, de la directora de origen salvadoreño Tatiana Huezo, un documental que toca heridas abiertas como la impunidad y los desaparecidos.

Buena parte de las miradas estarán puestas en “Zama”, con la que Argentina quiere repetir los dos premios, los únicos de Latinoamérica, obtenidos con “El secreto de sus ojos”, en 2010, y “La historia oficial”, en 1986.

La cinta de Lucrecia Martel se centra en un funcionario de la corona española durante la colonia varado en Asunción y que espera una decisión del rey para ser transferido.

Brasil irá con “Bingo: o rei das manhãs” (“Bingo, el rey de las mañanas”), de Daniel Rezende, la biografía de un payaso y famoso presentador de televisión frustrado por la falta de reconocimiento del público, ya que siempre aparecía maquillado en su programa, lo que lo hizo caer en las drogas.

Colombia, que en el año 2016 logró con “El abrazo de la serpiente” la más reciente nominación al Oscar en la categoría para Latinoamérica, confía en “Pariente”, de Iván Gaona.

Perú postula a la opera prima de Jonatan Relayze, “Rosa Chumbe”, una policía alcohólica y pobre que queda a cargo de su pequeño nieto cuando su hija lo abandona y se roba sus ahorros, por lo que decide ir a la procesión del Señor de los Milagros para pedirle ayuda.

Bolivia llevará “Viejo Calavera”, con la que Kiro Russo muestra el submundo de la minería a través de Elder, un joven alcohólico.

Por Uruguay, “Otra historia del mundo”, de Guillermo Casanova, se adentra en la vida de dos familias de un pequeño pueblo unidas a través del tiempo.


EFE