La cantante y actriz Thalía fue nombrada embajadora de Unicef en México, organización con la que ya colabora para su campaña del polio y de recaudación de fondos para el trabajo de la entidad en casos de emergencias.

De esta manera, la artista se une a otros compatriotas suyos, César Costa, Julieta Venegas y Javier ‘Chicharito’ Hernández como embajadores de Buena Voluntad en México.

Veintiún millones de ellos viven en la pobreza y cinco millones de ellos en extrema pobreza y están radicados en la zona rural, de acuerdo a datos ofrecidos hoy por Unicef.

La intérprete manifestó durante una conferencia de prensa su satisfacción de haber sido reclutada por Unicef para trabajar en beneficio de los niños en su país.

En el acto, que contó con la presencia de Isabel Crowley, representante de Unicef en México, Thalía aseguró que el trabajo “impresionante” que hace Unicef en el mundo ha estado en su mirada desde que era adolescente.

“Siempre tuve muchas ganas de aportar y apoyar. Aporté por muchos años con donaciones pero nunca imaginé que a través de mi trabajo, de las redes, podría levantar más conciencia para dar la mejor oportunidad de vida a miles de niños mexicanos y del mundo”, dijo.

Lo primero en la agenda como embajadora será una campaña dirigida a las madres para que motiven a sus hijos, desde sus primeros años, para que estudien, explicó la actriz.

Por su parte, Isabel Crowley dio a conocer que la República Mexicana tiene 40 millones de menores de edad, de los que 21 millones viven en pobreza y cinco millones en pobreza extrema.

II AGENCIAS