James Wan es de nacionalidad australiana pero nacido de padres malasio/chinos, y obviamente tiene toda la facha oriental.

El menudo Wan (n. febrero 27, 1977) es ampliamente conocido por escribir y dirigir films que prácticamente lo han hecho un cineasta de culto, como Saw (2004) y secuelas, para las que crea a Billy el muñeco. También entre sus créditos tiene Silencio Desde el mal(2007), Sentencia de Muerte(2007), La Noche del Demonio(2010), El Conjuro (originalmente El Expediente Warren, 2013), y Rápidos y Furiosos 7(2015), para la que arma una de las secuencias de "stunt" más impresionantes del cine actual: los autos en caída libre desde un avión de carga a 3 mil mts de altura.Pero antes de su éxito en la industria fílmica se da a notar con su primer largometraje, Stygian, que gana como "Mejor film" creado con presupuesto bajo y resultado superior en proporción al costo, en el Festival de Cine Underground (Clandestino) de Melbourne.

Previo a 2003, Wan y Leigh Whanell empiezan a escribir un guión-base para un film de horror, citando inspiración de entre sueños y temores. Al completarlo, arman un extracto –de lo que se convertiría en Saw-- para mostrarlo a los estudios. Con ayuda de Charlie Clouser, que compone la partitura, y unos cuantos actores amigos suplentes, Leigh y James lo filman con relativamente ningún presupuesto, con Leigh también como estrella de la cinta.

Tras la exhibición de Saw ya en formato de largometraje (2004), el film es recibido con entusiasmo desbordante en taquilla, tanto doméstica como internacionalmente, acumulando U$55 millones en los EU y U$48 millones en otros países, totalizando U$103 millones mundialmente, lo que representa más de U$100 millones de ganancia y más de 80 veces el costo de producción.

Automáticamente, Wan recibe autorización para la secuela, Saw II: el Juego del Miedo (2005), seguido por el resto de la franquicia, que él ya no dirige y donde cada una hasta la V, es peor.

Desde su estreno, Saw (2004) se convierte en la franquicia de horror más rentable de todos los tiempos mundialmente. En los Estados Unidos es la segunda franquicia de horror, sólo detrás de las películas de Viernes 13 (1980), por sólo un margen de 10 millones de dólares.

Y seguido del impacto internacional de Furiosos 7, que da lugar al rodaje actualmente de Furiosos 8, a la que además del equipo original (Vin Diesel, Michelle Rodríguez, Dwayne Johnson y cía.) y de nuevo Jason Statham, se está dando un lujo verdadero: tener a dos reinas de Hollywood, ambas ganadoras de Oscar: Charlize Theron, como la malosa en turno, y una Dama del Imperio Británico, Helen Mirren.

Y todo en apenas una docena de años, un verdadero prodigio.

II Talavera Serdán

Especial