En 1976, llevaba ya 15 años viviendo en el DF, trabajando como burócrata y resarciéndome de cientos de cosas privativas de las Metrópolis a las que no teníamos acceso en Veracruz puerto. Entre éstas, museos y en especial teatro.

Ahí disfruto de montajes de la Cía Nacional de Teatro con cosas como El Juego de Suzanka, El Círculo de Tiza Caucasiano, la deliciosa Mame de Amparo Rivelles y la decepcionante de Silvia Pinal, descubro el talento de Angélica María con Espera la Oscuridad, más tarde con Marat-Sade, a la formidable Carmen Montejo en ¿Quién teme a Virginia Woolf?, y El Efecto de los Rayos Gamma Sobre las Caléndulas, a Marga López en Gypsy y a Libertad Lamarque en Hello, Dolly!, y tengo la fortuna de contemplar a Montejo y López con el único Arturo de Córdova en su aparición final en Los Zorros.

Veo teatro al menos cada quincena (claro, burócrata), conozco a Manolo Fábregas, con quien ligo buena amistad, y descubro que Julissa no es sólo una rockera carismática de voz chiquita, porque se pasa a la producción. Jesucristo Superestrella en el Ferrocarrilero, y El Show de Terror de Rocky, que monta en forma innovativa en el bar del Hotel Del Prado (derrumbado por el terremoto del ´74), con pasadizos por encima de espectadores, ya que el foro es reducido.

Primera vez que veo a Gonzalo Vega, un “dulce, sexy travesti transexual de Transylvania” (Julissa es la ingenua, a quien Frank N´Further seduce disfrazado de su novio, y viceversa: al novio disfrazado de Julissa. En todo sentido, incluso musicalmente, pieza y montaje revolucionan el teatro en México.

En estos días, un dulce auténtico transexual interpreta en televisión el rol del complejo y fascinante Dr. Frank N´Further, Laverne Cox, de fama “Orange is the new black”, que le merece un Emmy y trasciende los géneros (en la serie de Jenji Kohan, el hermano gemelo de Cox la interpreta en una secuencia de antes del cambio genérico).

El show es ya de culto. En las esporádicas funciones medionocheras todo alrededor de los EU, especialmente en fechas de Halloween, los fanáticos se reúnen disfrazados de los personajes y cantan en sintonía con los actores en el film.

Un director-coreógrafo ganador del Emmy, Kenny Ortega (la franquicia High School Musical, Hocus Pocus, Newsies) dirige, coreografía y produce ejecutivamente “Rocky horror” para la cadena televisiva Fox.

Laverne Fox, chica de portada de Time Magazine hace actualmente un puñado de proyectos. Está en la comedia de Lily Tomlin, Abuela, el piloto de “Doubt,” y las series “The Mindy Project,” “Girlfriends‘ Guide to Divorce,” y “Faking It.”

Activista de personas transgénero, Cox iniciauna revolución en las pantallas, chica o grande.

Su documental “Laverne Cox Presenta: la palabra con T” gana un premio Emmy Diurno y es nominado para el de los medios que defienden derechos homosexuales. Su siguiente proyecto trans, “Free CeCe,” está programado para el año entrante.

“The Rocky Horror Picture Show,” sigue a los noviecitos Janet Weiss y Brad Majors (en el film interpretados por Susan Sarandon -sí, ella-y Barry Bostwick, que caen en el castillo bizarro del Dr. Frank-N-Furter (Tim Curry, formidable) un alien-científico loco sexualmente ambiguo y coqueto que celebra convención anual de fantaciencia de Transylvania para presentarle el nacimiento de “Rocky horror”, creación a-la-Frankenstein de N´Further solamente para satisfacer sus deseos. La lúgrube mansión es habitada por criados y sirvientas y otras especies con distintos grados de depravación y colorido de caracterización.

“The Rocky Horror Picture Show” se adapta del musical londinense de 1973, aunque en Broadway dura sólo 45 funciones en ´75. La película dirigida por Jim Sharman aparece pocos meses después con varios miembros del reparto newyorquino, incluyendo a Curry, Richard O’Brien (también compositor, letrista y autor de la puesta teatral), y el rockero Meat Loaf.

Destacan melodías pegajosas como “Time Warp” (conocida como El baile del sapo) y “Dulce transvestista (de Transylvania).” No es éxito inicialmente, pero desarrolla estatus de culto en funciones de medianoche.

El Show de Terror es posteriormente re-montado en México en 1986, de nuevo produciendo Julissa y con Jaime Garza en el rol principal.


II Talavera Serdán

Especial