Las firmas Grimau y Armando Takeda fueron las responsables de cerrar el cuarto día de pasarelas del Mercedes-Benz Fashion Week México, con sede en el Centro Cultural Estación Indianilla.

Montserrat Olivier y Carlos Ortega regresaron a la plataforma de moda bajo el nombre de Grimau -segundo apellido de la empresaria y modelo- con una propuesta joven y muy aterrizada.

En una paleta de colores, donde predominó el rojo y el negro, se vieron prendas para usar en el día a día como sleep dresses, vestidos tipo camiseros, faldas y cullotes acompañados de tops con holanes y cuellos tipo victorianos; así como flats puntiagudos, que complementaban un look relajado.

Por su parte, Armando Takeda presentó “líneas, cielo, raíces” en colaboración con artesanos huicholes, famosos por utilizar el arte de las cuentas en ceremonias chamánicas.

En esta ocasión, se inspiró en el fotógrafo Matthias Heiderich, quien retrata edificios con naturaleza en tonos pasteles, los mismos colores y formas que pueden ser vistas en los pueblos mexicanos.

La mezcla de líneas arquitectónicas y la fluidez de la naturaleza representada en la ligereza del movimiento de las siluetas femeninas dieron un toque fresco que invitaba a tenerlo en el guardarropa la siguiente temporada.


II Reforma

Notas Relacionadas