Tras varios años de no verla en escena y una película fallida de Julián Pastor -el mismo de la sabrosa Esperado Amor Desesperado, rodada en Córdoba e inspirada en “La danza que sueña la tortuga”, un nuevo montaje de “Orinoco”, del escritor Emilio Carballido y una de sus favoritas, tiene como protagonistas a las actrices Dalilah Polanco y Anaid Jiménez.

La puesta en escena debe iniciar temporada el 15 de octubre en el Nuevo Teatro “Silvia Pinal”, antes “Diego Rivera”, de la capital mexicana.

Guillermo Saldaña dirige esta pieza de sólo dos personajes femeninos, que eran las creaciones mejores de Emilio, con la esperan tener una temporada de al menos tres meses.

Emilio una vez me contó que había escrito su obra alrededor de la personalidad de una actriz portorriqueña, la distinguida Gemma Cuervo, que está diseñada para interpretarse por hombres o mujeres y, de hecho, el Festival Carballido pasado en agosto 2015 la elección del grupo de la Universidad de Costa Rica fue que la actuaran varones, y les salió muy entretenida y bien actuada.

Es además una pieza que han representado sobre el río Sena parisino, con una actriz de gran prestigio, y por toda América Latina. Hace unos 30 años pude verla, junto con Emilio y el inolvidable Arqui Lizárraga, director de cultura en Cd. Juárez en un teatro de El Paso, actuada en versión castellana e inglesa, y es curioso y extrañamente inquietante, que en idiomas distintos parezcan tener finales que provocan distinta emoción, Cosas del idioma.

El productor Agustín de León dice que “Orinoco habla de la esperanza, la amistad y fraternidad, de tener la fuerza para tomar el timón del barco, tener el control de las cosas y dirigirnos a algún lugar”. Si bien la historia supone un drama, las situaciones por las que atraviesan las protagonistas harán que el público disfrute con ganas.

“Mina” (Dalilah) y “Fifí” (Anaid) son dos vedettes jodidas que viajan en un barco decrépito por el caudaloso río Orinoco, que cruza Venezuela y colombia, para ofrecer un espectáculo; sin embargo, una noche toda la tripulación desaparece. “Mina es una vedette de los años 70, 80, y siente que se le acabó la vida, que ya no hay más para ella, siente que todo se acabó pero tiene una ilusión, que es vivir a través de la pequeña ‘Fifí’”, comentó Polanco.

“La obra va de cómo se enteran de lo que sucedió, ves a dos vedettes que creen que van a triunfar -en realidad van a ”fichar“-- y de repente se ven solas, así que atraviesan por varias situaciones que seguramente los harán reír”, agregó Dalilah. La actriz, quien ha participado en “Orgasmos, la comedia” y “Mentiras: el musical”, mencionó que su incorporación a la obra fue muy casual, ya que un día se encontró en el teatro a Agustín, quien le dijo que tenía un papel para ella. Respecto a Anaid, este montaje supone su debut en México, luego de estudiar en Nueva York.

Está muy contenta y espera que ésta sea la primera de muchas oportunidades. “Será mi primera obra en México y estoy feliz de dar vida a este personaje que es la contraparte de ‘Mina‘, representa la ilusión de la juventud, curiosidad, el cumplimiento de los sueños, es la que levanta el ánimo de una mujer que al parecer está perdiendo la esperanza. ”Espero que este personaje me pueda dar tablas para seguir adelante y desarrollar mi carrera en México“, agregó la egresada de The American Academy of Dramatic Arts Nueva York y miembro de la Hispanic Organization of Latin Actors.

El director Guillermo Saldaña, por su parte, invita a disfrutar de esta obra que supone ”una reconstrucción del día a día de los seres humanos. Creo que les va a gustar mucho.

Las dos están haciendo un trabajo maravilloso“. ”Orinoco“ se presentará en el Nuevo Teatro Silvia Pinal todos los sábados a partir del 15 de octubre, a las 18:00 y 20:00 horas, y los domingos a las 17:30 y 19:30 horas. Como decimos al inicio, ”Orinoco“ tuvo una versión cinematográfica en 1986 con Ana Luisa Peluffo y Blanca Guerra como protagonistas (la película, un caos melodramático sobreactuado, está ausente de inspiración.)

La obra merece mejor suerte, y el espectador es afortunado de poder ver de nuevo esta hermosa obra en un montaje fresco y, esperamos, flúido.


II Talavera Serdán

Especial


Los comentarios y puntos de vista expresados en esta página son cortesía y responsabilidad de quien los escribe, además de que no representan necesariamente el punto de vista de Sociedad Editora Arróniz