México.- Quentin Tarantino pidió disculpas a la víctima de abuso sexual de Roman Polanski, Samantha Geimer, por haber dicho que ella quería tener sexo con el director franco-polaco.

Tarantino hizo la polémica declaración en el show de Howard Stern en el 2003, programa en el que afirmó que no creía que Polanski la hubiera violado, sino que sólo tuvo sexo con una menor. Geimer tenía 13 años cuando ocurrió el incidente en 1977.

"Quiero públicamente disculparme con Samantha Geimer por mis arrogantes declaraciones en The Howard Stern Show, en las que especulé sobre el crimen que se cometió contra ella", dijo el director de cintas como Tiempos Violentos y Perros de Reserva en un comunicado enviado a IndieWire.

"Quince años después he comprendido cuán equivocado estaba. La señorita Geimer fue violada por Roman Polanski. Cuando Howard habló de Polanski, yo incorrectamente jugué al abogado del diablo en el debate en un intento de ser provocativo. No tomé los sentimientos de la señorita Geimer en consideración y por eso estoy verdaderamente apenado. Fui ignorante, e insensible y, sobre todas las cosas, incorrecto. Lo siento, Samantha", agregó.

Recientemente el video con las declaraciones de Tarantino resurgió restaurado y se volvió viral junto a las reacciones sobre él de Geimer.

"Él estaba equivocado. Apuesto a que lo sabe. Espero que no siga hablando de esa manera. No estoy molesta, pero probablemente me sentiría mejor si se diera cuenta ahora de que estaba equivocado, después de 15 años, después de escuchar los hechos", dijo Geimer.

Polanski fue declarado culpable de haber abusado, en 1977, sexualmente de Geimer, luego de emborracharla y drogarla con metacualona. Estuvo en la cárcel 42 días y después salió de Estados Unidos.

Reforma