II Reforma


Aunque en sus planes inmediatos no está casarse, Martha Higareda se ha propuesto desarrollar su dotes culinarias, y su meta a corto plazo es que le salgan los tamales.

La actriz asegura que lo hace en parte por orgullo, porque las mujeres de su familia son muy buenas en la cocina... y de paso para consentir el estómago de su novio, el también actor Cory Brousseau.

“Quiero aprender a cocinar mejor, me gusta mucho, pero quiero hacerlo bien. Dije: ‘¿Por qué no empezar con la comida mexicana, ya que tenemos una comida deliciosa?’.

“Me fui a lo difícil (con los tamales), lo he estado intentando y no me salen. Mis tías cocinan delicioso, mi mamá también, ¡ni modo que yo no cocinara bien!”, dijo la actriz.

Su entrenamiento culinario seguramente le será de utilidad en el futuro, pues la tabasqueña no descarta tener dos o tres hijos en el futuro.

“Estoy muy contenta con mi novio, feliz, y no hay planes en este momento de hacer una familia ni nada. Le voy a dar unos dos años a la vida todavía”, agregó.

Al parecer, la protagonista de Amarte Duele tiene encantado a su amado no sólo con sus sus talentos como actriz y cocinera.

Y es que, durante la grabación del programa Está Cañón con Yordi Rosado, una grafóloga describió a actriz como muy pasional y sexual.

“¡No me pregunten eso!”, dijo entre risas al cuestionársele si la experta había acertado al definirla.

“Estaba impresionada por cada cosa que estaba diciendo, no sólo esa parte (de ser caliente), sino también lo de que soy muy honesta”.

Martha visitó México para promover el lanzamiento de su película No Manches Frida, una comedia que protagonizó junto a Omar Chaparro.

En cuanto a proyectos, adelantó que podría actuar en la adaptación que Televisa prepara de “Diablo Guardián”, la novela de Xavier Velasco.

“Hasta donde yo sabía, sí la protagonizaré, pero esperemos a que la terminen de escribir. A mí me encantaría hacerlo, ya me llamaron, estoy esperando en qué momento la producen”.