Entre plumas, vestuarios ajustados y mucha música, Lis Vega estrenó el fin de semana su musical El Viaje de una Estrella, Homenaje a Ninón Sevilla, sin embargo, tras bambalinas, no todo era alegría.

La cubana acaba de perder a su padre a causa del cáncer, por lo que le dedica este espectáculo.

Incluso la actriz agradeció que su progenitor ya haya abandonado este mundo, pues estaba sufriendo mucho.

“Llevo siete meses con esto, tuve que parar un mes, nadie nunca supo, estuve muy mal sentimentalmente, mi padre estaba sufriendo muchísimo y cuando él se fue, descansé tanto chicos, no saben cómo le agradezco a la vida haber tenido el padre que tuve, el artista de la familia era él.

”Este espectáculo es para mi padre que está en mi corazón y es un gran ángel, a mi madre que está aquí, a mi esposo que no me ha dejado ni un momento y a mi público“, confesó.

Vega agregó que espera que todo salga bien con su musical, ya que como productora invirtió todos sus ahorros en él.

”Es para mí la prueba de fuego como productora, están aquí todos mis ahorros, todo mi conocimiento de 25 años de carrera, creo que ha sido difícil, pero vale la pena“, aseveró.

Lis armó un show de casi dos horas, en donde hizo un repaso por distintos géneros musicales.

Aunque en casi todos los números se lució, fue el burlesque el que encendió el ánimo de los caballeros presentes, pues con una sexy lencería negra la cubana subió la temperatura del lugar.

La también actriz contó en su show con la participación de La Sonora Santanera, Alejandra Bogue y Jacobo Jurgan.


II Reforma