Estos actores aplican en su carrera la famosa frase minimalista de “menos es más”...

Para trabajar en ciertas películas cobraron sueldos muy por debajo del promedio que dicta Hollywood, pero fueron esos papeles los que catapultaron su fama y su prestigio.

En la mayoría de los casos recibir un salario de pocos ceros les redituó en nominaciones al Óscar, e incluso la obtención de la prestigiosa estatuilla.

Para otros esta decisión significó poder resucitar su carrera, como John Travolta, quien a partir de 1994 despuntó su trayectoria luego de trabajar con Quentin Tarantino en Tiempos Violentos por un sueldo de 150 mil dólares.

Parece ser que mientras más seria es la película o mejor reputación tiene el director, a las estrellas de Hollywood les importa ganar poco... aunque a la larga ganen más.

MATTHEW MCCONAUGHEY (200 MIL)

El Club de los Desahuciados (2013)

¿Recuerdan cuando el texano se la pasaba haciendo papeles de surfer a lado de Kate Hudson?

Pues un día decidió hacer roles más serios aunque le pagaran menos y participó en la cinta de Jean- Marc Vallée haciendo a un electricista enfermo de sida.

La Academia le premió esta sabia decisión con un Óscar a Mejor Actor.

JOHN TRAVOLTA (150 MIL)

Tiempos Violentos (1994)

Fue ícono y símbolo sexual en la década de los 70, pero para los 80 su luz estaba apagando al aparecer en cintas que ni siquiera lograban llegar a la pantalla grande.

Gracias a que interpretó al mafioso de rápido metabolismo, Vincent Vega, en la cinta de Quentin Tarantino logró una nominación al Óscar y ofertas de trabajo millonarias.

Tres años después cobró 20 millones de dólares por hacer Contra/Cara (1997).

OPRAH WINFREY (35 MIL)

El Color Púrpura (1985)

De acuerdo con Forbes la presentadora tiene una fortuna de 2.9 mil millones de dólares, es decir, que dinero no es precisamente lo que le hace falta.

Quizá por eso aceptó trabajar para Steven Spielberg con un sueldo tan bajo.

Además, Winfrey recibió su primera nominación al Óscar por este papel. Actualmente tiene su propia cadena de televisión.

JIM CARREY (540 MIL)

La Máscara (1994)

Llegó a ser el comediante del cine mejor pagado, pero en sus orígenes sus cheques no tenían seis ceros.

Gracias a que sus múltiples gestos dieron resultado en La Máscara, por la que cobró poco menos de medio millón de dólares, Carrey se cotizó súper alto logrando cobrar 25 millones por cinta.

JESSICA CHASTAIN (100 MIL)

Atormentado (2011)

¡Sólo 100 dólares al día cobró por estar en la cinta de Jeff Nichols!

La actriz de 39 años recibió su recompensa los siguientes dos años, pues estuvo nominada al Óscar en las ceremonias de 2012 y 2013 por las cintas Historias Cruzadas y La Noche más Oscura (2012), respectivamente.

TOM CRUISE (100 MIL)

Magnolia (1999)

Ya se confirmó que habrá Misión Imposible VI en la que podría ganar hasta 100 millones de dólares. Pero el actor aceptó muchísimo menos dinero para interpretar al súper macho conferencista Frank T.J. Mackey en la mag- nífica cinta de Paul Thomas Anderson. Este rol le dio su tercera nominación al Oscar.

JONAH HILL (60 MIL)

El Lobo de Wall Street (2013)

Por un sueldo muy bajo le dio el “sí” a Martin Scorsese para estar en la vertiginosa cinta a lado de su amigo Leonardo DiCaprio, quien por cierto se llevó 25 millones. Hill, de 32 años, tuvo la recompensa por parte de la Academia al ser nominado como Mejor Actor de Reparto.

HILARY SWANK (3 MIL)

Los Muchachos No Lloran (1999)

Muy olvidable su participación en 1994 en The Next Karate Kid, pero cinco años después daría en el clavo al interpretar a una mujer que quiere ser hombre.

La paga que recibió fue ridícula, pero gracias a ese papel ganó el primero de sus Oscar como mejor Actriz.

II REFORMA