Ciudad Mendoza.- Tras la queja que interpusieran padres de la escuela Josefa Ortiz de Domínguez ante la Supervisión Escolar 023 , por la suspensión de clases, y al no haber autorización de suspensión, se aplica la incidencia que es el descuento del día no laborado.

Tras los hechos violentos del miércoles, docentes vía WhatsApp determinaron suspender labores el jueves, por lo que consideraron que no era correcto el proceder, pues muchos no se enteraron.

Por su parte el supervisor Edgardo Odilón Martínez confirmó que no tenía ningún día autorizado suspender clases a raíz de los hechos del miércoles, por lo que ayer deberían dar clases.

“Una vez recibida la queja, los docentes de esa plantel serán sancionados con el descuento correspondiente ya que eso es lo que establece la normatividad y dé atención a la queja de los padres “.


Lucy Rivas A.

El Mundo de Orizaba