Ciudad de México.- El virtual candidato a la presidencia nacional del PRI, Enrique Ochoa, quien renunció ayer ala Comisión Federal de Electricidad, fue arropado ayer por la cúpula de la Confederación de Trabajadores de México (CTM).

Como en los viejos tiempos, la cargada asomó en la central obrera horas después de que Ochoa expresara su intención de buscar la presidencia del CEN tricolor.

Carlos Aceves, el mandamás cetemista, dio la bendición a Ochoa.

"En el sector obrero hay que dar oportunidad a otras personas, no solamente los nombres famosos. También los hombres que tienen claridad de pensamiento y que, donde han estado, lo han hecho bien.

Ya con ese respaldo de por medio, Ochoa salió al paso de la controversia generada por sus años de militancia tricolor, a raíz de que en la página oficial de su partido hay un registro de afiliación del 17 de julio de 2014, hace menos de dos años, lo que por estatutos lo inhabilitaría como candidato.

"He sido militante del PRI, con mucho orgullo, desde 1991. Recuerdo todavía aquella oportunidad que tuve de conocer al licenciado Luis Donaldo Colosio como presidente del Comité Ejecutivo Nacional. Una profunda convicción fue la que me hizo afiliarme al partido hace 25 años", sostuvo.

Ayer el Partido Revolucionario Institucional lanzó la convocatoria para buscar al nuevo dirigente del tricolor.

II Agencia Reforma

Foto: Reforma