Región.- Ante el paso por territorio veracruzano de la tormenta tropical Earl que traerá lluvias y vientos a la zona montañosa central, la dirección de Protección Civil de Nogales y Río Blanco quienes se encuentran en monitoreo constante de los cambios de este fenómeno meteorológico para informar o alertar a los pobladores. Los cuales en la zona centro suman 130 los albergues. 

Hasta ayer, de acuerdo al boletín meteorológico lo que era el huracán Earl se degrado y se convirtió en tormenta tropical, mismo que conforme a las horas va avanzado por Guatemala, oriente de Tabasco hasta ingresar al Golfo de México y por la noche del viernes o primeras horas del sábado podría impactar en territorio veracruzano. 

Por lo que existe alerta por el aumento de lluvias por la tarde - noche y un incremento de viento con rachas que pueden alcanzar los 40 a 50 km/h en la costa centro y sur; y aún cuando hasta ayer se mantiene en alerta gris (peligro mínimo) se debe tomar las precauciones ante la probabilidad de avenidas en ríos, deslaves, derrumbes, desplazamientos, destechamientos y caídas de objetos. 

El director de Protección Civil de Río Blanco, Pablo Huerta Ramos, señaló que les han informado que será el viernes y sábado cuando se dé un incremento de lluvias, por lo que han sostenido pláticas con la dirección de obras públicas y mantenimiento urbano, parques y jardines para hacer la limpieza de alcantarillas y tragatormentas. 

Mantienen comunicación con quienes monitorean la parte alta en Santa Cruz Muyuapan, en Nogales y que son los que vigilan el río la Carbonera para prevenir a los pobladores sobre venidas de agua que pudieran ocasionar la salida del cause del afluente. 

Dijo que de ser necesario cuentan con albergues como lo es el auditorio municipal, el auditorio Fidelidad que se ubican en el centro del municipio; así como la atención del DIF. 

Carlos de la Garza Villela, director de Protección Civil municipal ha señalado que se mantienen monitoreando la parte alta y montañosa de la Sierra en d de existe vigías que alertan sobre el estado de los ríos; asimismo supervisan estos afluentes de respuesta rápida sobre todo por la tarde - noche en donde las intensas lluvias provocan escurrimientos, mismos que confían no provoquen saturación ni desbordamiento. 

Y ante cualquier emergencia, tienen albergues como son el auditorio de la parroquia San Juan de Dios, el auditorio de la Secundaria Francisco Javier Clavijero, la escuela Anáhuac, el DIF, el auditorio del palacio municipal, la Casa de la Cultura; pues existen al menos unos cuatro mil habitantes en zonas de riesgo por habitar a orillas del río Carbonera y Chiquito. 

Asimismo, el salón del Juez, las agencias municipales de Juquila hasta Palo Verde, están equipados con 30 colchonetas y 30 cobijas, en donde los responsables son los agentes municipales. 


Suman 130

albergues  

En el caso de ser necesario ante cualquier contingencia la Dirección Regional de Protección Civil a cargo de José Luis Palma Déctor informó que se cuentan con 130 albergues registrados y listos para activarse. 

Son albergues temporales, que ya están georeferenciados en cabeceras municipales y comunidades, agencias municipales, casa de salud y auditorios los que también sirven como refugios. En el caso de no existir agencia municipal, los afectados se trasladan a la cabecera municipal más cercana. 

En la Coordinación Regional de PC Orizaba los albergues están distribuidos en 16 municipios que

son Orizaba, Río Blanco,

Nogales, Ciudad Mendoza, Maltrata, Aquila, La Perla, Mariano Escobedo, Ixhuatlancillo, Santa Ana Atzacan, Ixtaczoquitlán, Rafael Delgado, Tlilapan, San Andrés Tenejapan, Huiloapan de Cuauhtémoc. 



LUCY RIVAS A./EL MUNDO DE ORIZABA